El coste medio de los servicios funerarios en España es de 3.700 euros

sociedad

| 24.10.2012 - 13:50 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El coste medio de los servicios funerarios en España asciende hasta unos 3.700 euros, que se reduce unos 200 euros en caso de incineración y puede variar dependiendo de la ciudad, según ha destacado el consejero director general del Grupo de servicios funerarios Mémora, Eduardo Vidal, que ha añadido que el coste se ha estabilizado, tras sufrir un incremento en 2010 y un ajuste en 2011.

En este sentido, Vidal ha precisado que el coste de los servicios derivados de un fallecimiento en España es mayor en el norte del país porque hay traslados más complicados y la ciudadanía está acostumbrada a utilizar una calidad superior en el féretro, y más barato en el sur debido a que la penetración de los seguros de decesos es superior y se personaliza menos el servicio funerario.

Atendiendo al enterramiento, según ha añadido, el precio más bajo se encuentra también en el sur de España ya que algunas ciudades están subvencionando servicios de incineración e inhumación, frente a las Islas Baleares, donde el entierro supone un desembolso mayor.

Concretamente, ha apuntado que el servicio básico de ataúd más traslado más enterramiento supone un coste de unos 1.000 euros, que sube hasta 3.000 en el caso del servicio contratado por la mayoría de españoles que incluye la utilización del tanatorio, desplazamientos norte-sur y este-oeste, ataúdes de una gama superior y traslados internacionales. A estos servicios habría que sumar el enterramiento que se sitúa en torno a los 700 euros o la incineración, que cuesta unos 500 euros.

Además, Mémora ofrece un servicio de financiación familiar que cuesta una media de 5.000 euros y que permite a los hogares donde ha muerto un familiar que no tenía un seguro de deceso pagar en 12 meses sin intereses. Según ha apuntado Vidal, la utilización de este servicio se ha multiplicado por cuatro en el último año. En cuanto al capital financiado, ha indicado que ha pasado de 380.000 euros en 2010, a algo más de un millón en 2011 y se espera financiar hasta dos millones a final de 2012. Vidal ha señalado que desde que pusieron en marcha estos servicios, han notado la crisis y ha añadido que las familias han visto encarecido sus servicio funerario en un 13% debido a la subida del IVA que ha pasado del 8 al 21 por ciento.

CASI 400.000 DEFUNCIONES EN 2011

En total, según datos nacionales de la Patronal de Empresas de Servicios Funerarios (PANASEF), avanzados por el Grupo Mémora, en 2011 fallecieron 389.182 personas de las que 188.827 eran mujeres y 200.355, varones. Así, se ha producido un incremento de 8.761 defunciones con respecto a 2010, situándose la tasa de mortalidad en 2011 en un 8,39 por mil frente a la tasa del 8,22 por mil en 2010.

Además, de los datos se desprende que las incineraciones han aumentado un uno por ciento en España, pasando de un 27 ó 28 por ciento a un 30 ó 31 por ciento, con más incidencia en el sur de España.

Por otra parte, centrándose en las cifras del Grupo Mémora, Vidal ha remarcado que en el año 2011 aumentaron un 7 por ciento las ceremonias laicas, crecimiento que se repite en 2012 --pasando de 1.076 a 1.151--, aunque ha apuntado que la mayoría de ciudadanos españoles desean ser despedidos con un responso o misa.

Entre otros datos, ha subrayado que el 80 por ciento de los difuntos muere en la red sanitaria hospitalaria, entre un 10 y un 15 por ciento, en residencias y entre un 5 y un 10 por ciento, en su domicilio o en la vía pública. Asimismo, ha apuntado que en cerca del 60 por ciento de los casos, los fallecidos estaban asegurados.

Sobre las novedades del grupo, Vidal ha anunciado que Mémora va a ofrecer un servicio telefónico gratuito de asistencia psicológica 24 horas durante el duelo gracias al trabajo de una plantilla de 25 psicólogos. En cuanto a su apuesta por lo ecológico, ha indicado que la demanda de entierros "ecosostenibles" ha aumentado un 20 por ciento en 2011.