El chaleco de emergencias salva vidas en la carretera

En los últimos dos años, han fallecido 20 operarios cuando estaban asistiendo a vehículos accidentados o averiados

La DGT alerta de que sólo se debe salir del coche en las paradas de emergencia si es seguro y llevando chaleco

sociedad

| 25.06.2015 - 14:28 h
REDACCIÓN
Más sobre: DGTSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La directora general de Tráfico, María Seguí, ha presentado el Protocolo de Auxilio en Carretera con una demostración práctica de cómo se debe actuar en caso de emergencia. Los principales consejos cuando se necesite hacer una parada de emergencia son quedarse dentro del vehículo con cinturón puesto y sólo salir solo si es seguro --y por el lado contrario a la marcha-- y siempre con chaleco.

Seguí también ha explicado cómo deben actuar los técnicos y operarios de los servicios de auxilio de vehículos averiados o accidentados en las vías para evitar verse involucrados en un accidente de tráfico. En este sentido, ha recordado que, en los últimos dos años, han fallecido 20 operarios cuando estaban asistiendo a vehículos accidentados o averiados.

Este tipo de operaciones de auxilio en las vías suponen un riesgo tanto para los técnicos involucrados como para el resto de usuarios. La rápida actuación en la calzada sobre dichos vehículos es esencial ya que no sólo supone eliminar un riesgo potencial de accidente, sino también asegurar la correcta fluidez del tráfico evitando congestiones y garantizando así una movilidad segura y sostenible.

El protocolo que presentado pretende ser una guía de actuación en la que se establecen los requisitos mínimos de seguridad para los técnicos y operarios de los servicios de auxilio en carreteras, así como consejos de actuación y buenas prácticas para los usuarios de los vehículos implicados con objeto de mejorar la seguridad y reducir la peligrosidad que suponen estas situaciones.

También incluye una serie de recomendaciones para el resto de usuarios así como para las fuerzas de vigilancia y disciplina del tráfico.

11.000 VEHICULOS PARA EL AUXILIO

El Plan de actuación recoge de forma pormenorizada el procedimiento a seguir desde que es recibida la llamada de auxilio en carretera, hasta que el vehículo es retirado, bien sea por avería o accidente en cualquier tipo de vía.

El protocolo también describe una serie de supuestos concretos en función del tipo de vehículo implicado --ligero, camiones, autobuses, vehículos de mercancías peligrosas-- la vía y situación de la misma. Es decir, si es una carretera de dos o tres carriles, arcén, obras, carril de vehículos lentos, túneles, puentes y viaductos, carriles Bus-VAO, curvas de baja visibilidad y cambio de rasante o autopistas de peaje, entre otras.

Tráfcio explica que, en la actualidad, existen más de 11.000 vehículos destinados a las operaciones de auxilio repartidos en cerca de 1.500 empresas dedicadas a este tipo de tareas.

PREOCUPACION EN LA ADMINISTRACION

El departamento que dirige María Seguí, ha señalado que las condiciones de seguridad en las que se realizan las tareas de auxilio en carretera siempre ha sido tema de preocupación en la Administración, motivo por el cual en el año 2.000 se creó dentro del Consejo Superior de Tráfico el grupo de trabajo GT-42 "Grúas de Auxilio en Carretera".

Durante el pasado año y dentro de dicho Grupo se estimó necesario elaborar un protocolo que sirviera de base para mejorar las condiciones de seguridad en las que se llevan a cabo las operaciones de auxilio. El objetivo principal del mismo es que no se produzca ningún accidente en los que se vea involucrado un vehículo de rescate o un vehículo accidentado o averiado.

Además, la última reforma de la ley de Seguridad Vial contempla en su artículo 25 la prioridad de paso de los vehículos que realicen servicios de auxilio en carretera sobre los demás vehículos y otros usuarios de la vía.

La implementación y desarrollo de este Protocolo supondrá un avance paralelo al sistema ecall, a través de la reducción de tiempos de respuesta en la prestación de los servicios y permitirá que éstos sean más seguros tanto para los propios técnicos como para todos los usuarios de las vías.