El cambio climático tiene ya un claro efecto en EE.UU.

(Archivo)

sociedad

| 07.05.2014 - 09:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los efectos del cambio climático, lejos de ser una amenaza distante, se notan ya en cada rincón de Estados Unidos, condenado a un "futuro recalentado" por temperaturas que seguirán subiendo en las próximas décadas, según un informe científico divulgado por la Casa Blanca.

Un aumento de las temperaturas de casi 1,1 grados centígrados en el último siglo ha provocado que las olas de calor sean cada vez más comunes, que los incendios empeoren, que aumenten las lluvias torrenciales y que el agua escasee en las regiones más secas del país, según el documento de la Presidencia de EE.UU.

"El cambio climático, que una vez se consideró un problema para un futuro distante, se ha instalado firmemente en el presente", dice el informe, elaborado durante cuatro años por científicos de todo el país, supervisado por el Gobierno del presidente Barack Obama y titulado Evaluación Nacional del Clima.

UN AUMENTO DE TEMPERATURA ENTRE 1,1 Y 2,2 GRADOS

El documento prevé un aumento de temperatura de entre 1,1 y 2,2 grados en las próximas décadas, dado que "los gases de efecto invernadero que ya están en la atmósfera han comprometido al país con un futuro recalentado, con más efectos relacionados con el clima".

Hacia el final del siglo XXI, las temperaturas podrían ser de hasta 2,75 grados superiores si el país aplica planes estrictos para reducir las emisiones de dióxido de carbono, o de hasta 5,5 grados si las emisiones continúan aumentando rápidamente.

En función de la región en que vivan, los estadounidenses pueden esperar un mayor aumento del nivel del mar, inundaciones, más precipitaciones y olas de calor en el noroeste; huracanes y una creciente escasez de agua en el sureste y el Caribe; y cada vez más sequía e incendios en el sureste, según la evaluación.

"Este informe es la llamada a despertar más clara y contundente hasta la fecha, porque señala la necesidad de tomar acciones urgentes para combatir las amenazas del cambio climático para los estadounidenses", dijo el asesor de Obama para Ciencia y Tecnología, John Holdren, en una conferencia telefónica con periodistas.

Obama, que hizo de la lucha contra el cambio climático una de las prioridades de su segundo mandato, confía en que el informe sirva para impulsar su intento de aprobar nuevas regulaciones para limitar los gases de efecto invernadero, algo que ya ha suscitado la oposición de los republicanos en el Congreso.