El 'Beethoven japonés' admite que contrató a otra persona para que le compusiera su música

Mamoru Samuragochi

sociedad

| 06.02.2014 - 16:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Mamoru Samuragochi, un compositor sordo conocido como el Beethoven japonés ha reconocido que contrató a otra persona para que le compusiera la música que ha presentado en las últimas dos décadas, un caso que ha causado conmoción en Japón, ha informado la BBC.

Samuragochi, que se hizo famoso en la década de los 90, tiene como uno de sus éxitos más destacados la sinfonía número uno de Hiroshima, compuesta en memoria de los fallecidos por la bomba atómica lanzada por Estados Unidos contra esta localidad nipona en 1945. El compositor sordo, de 50 años de edad, ha confesado que lleva desde 1996 sin componer su propia música.

Samuragochi no ha querido desvelar quién es el autor de sus sinfonías en los últimos años. Según los medios de comunicación japoneses, el autor de su música es Takashi Niigaki, quien reclamó el miércoles la autoría de esas composiciones y aseguró que llevaba trabajando para el compositor sordo desde hace 18 años.

APRENDIÓ A TOCAR EL PIANO CON 4 AÑOS

De acuerdo con su página web, que ya no está disponible en Internet, Samuragochi aprendió a tocar el piano de su madre cuando tenía cuatro años y comenzó a interpretar a Beethoven y Bach a los diez años de edad. Sus primeros éxitos llegaron con las composiciones musicales de videojuegos de éxito como Resident Evil y Onimusha.

Samuragochi perdió completamente su capacidad auditiva cuando tenía 35 años pero continuó componiendo, aparentemente confiando en su sentido musical. La sinfonía número 1 de Hiroshima, que presentó en 2003, se convirtió en un éxito de la música clásica, con más de 100.000 discos vendidos en Japón.

En representación del compositor, el abogado de Samuragochi ha asegurado que su cliente "lamenta profundamente" haber "traicionado" y "decepcionado" a sus seguidores. "Sabe que no puede poner excusas a lo que ha hecho. Está mentalmente destrozado y no está en condiciones de expresar sus ideas", ha explicado.

En declaraciones a la cadena de televisión japonesa NHK, Samuragochi ha explicado que contrató a una persona para componer su música en 1996, cuando le pidieron que hiciera la banda sonora de una película". "Tuve que pedir a una persona que me ayudara con más de la mitad del trabajo porque mi capacidad auditiva estaba empeorando", ha asegurado.

La discográfica de Samuragochi, Nippon Columbia, ha declarado que se ha quedado "atónita" y "profundamente enfadada" por la revelación del compositor sordo. "Nos habían asegurado que era él mismo quien componía la música".

Por su parte, el alcalde de Hiroshima, Kazumi Matsui, ha anunciado que su ciudad le retirará a Samuragochi el galardón que le entregó si se confirma que no compuso la famosa sinfonía por las víctimas de la bomba nuclear, según informa NHK.