Doscientas personas protestan en Salou por la muerte de un vendedor ambulante

El alcalde de Salou pide ayuda al cónsul de Senegal, para "que vuelva la paz"

El hermano del senegalés muerto: Con la Guardia Civil o la Policía Nacional "no pasaría esto

El conseller de Interior dice que dos vecinos de Salou confirman que el 'mantero' senegalés se precipitó solo

La plataforma Red de Inmigración lleva a Fiscalía la muerte del 'mantero' senegalés en Salou

sociedad

| 12.08.2015 - Actualizado: 14:54 h
REDACCIÓN
Más sobre: SalouSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Doscientos senegaleses se han manifestado hoy por las calles de Salou (Tarragona) para protestar por la muerte de uno de sus compatriotas, que ayer se precipitó desde un balcón al huir de los Mossos durante una operación contra la venta ilegal ambulante.

Durante la marcha se ha producido un incidente entre el propietario de un bar y los manifestantes que le lanzaron sillas y botellas después de que éste les recriminara su conducta de ayer. Un centenar de personas, que luego se ha ido incrementando, se concentraron poco antes del mediodía ante la plaza del Ayuntamiento para dirigirse a la plaza de Sant Jordi, donde vivía el fallecido.

La marcha ha concluido en la plaza de la Paz, cerca del Ayuntamiento, donde varios oradores han dirigido la palabra a los manifestantes. Efectivos de la Guardia Urbana y de los Mossos d'Esquadra han vigilado la marcha durante todo su recorrido.

QUE SE MANTENGA LA PAZ SOCIAL

El alcalde de Salou, Pere Granados (FUPS-CiU), ha pedido hoy que se mantenga la paz social en el municipio después de los incidentes ocurridos ayer por la muerte de un mantero senegalés tras precipitarse de un tercer piso cuando vio entrar a los Mossos en su domicilio, según la versión policial.

Granados ha comparecido ante de los medios para explicar que ayer se reunió con los familiares del hombre senegalés muerto y que están dispuestos "a poner paz" para que el episodio vivido ayer no se vuelva a repetir. "Me he reunido con los familiares y con el cónsul de Senegal para que interceda en favor de la paz social", ha dicho Granados al respecto de "una paz social necesaria y que ha caracterizado a Salou, donde hay más de cien diferentes nacionalidades".

Para el alcalde salouense, "lo que ha pasado no lo había visto nunca", pese a aceptar que "todo el mundo puede criticar una actuación policial, pero siempre en el marco de la ley", y ha añadido que "se están evaluando los daños que se han producido en la ciudad".

Por otra parte, los familiares de los fallecidos han explicado que "los Mossos d'Esquadra entraron en la casa y la víctima se asustó y corrió hacia el balcón donde, voluntaria o involuntariamente, le empujaron".

Y han añadido que "es imposible que saltara porque no tenía miedo a la policía", por lo que un centenar de ellos se ha manifestado frente al ayuntamiento con carteles que reclamaban justicia, para luego encaminarse hasta la casa del fallecido.

CON LA GUARDIA CIVIL O LA POLICÍA NACIONAL "NO PASARÍA ESTO"

Andy Ibrahima Silla, hermano del ciudadano senegalés muerto el martes en Salou durante una operación de los Mossos d'Esquadra contra el 'top manta', ha criticado el papel de la policía catalana en el suceso. "Si la actuación de los Mossos d'Esquadra fuera igual que la de la Guardia Civil o la Policía Nacional, no pasaría esto y mi hermano estaría vivo", ha dicho en declaraciones a los medios.

EL SINDICATO DE MOSSOS DEFIENDE SU ACTUACIÓN CONTRA EL "TOP MANTA" EN SALOU

El sindicato SME ha defendido hoy la profesionalidad de los mossos que actuaron en la redada al "top manta" en la que un mantero murió al saltar por un balcón en Salou (Tarragona), y han denunciado que los agentes tuvieran que llevar a casa en coche policial a los detenidos, "como si fueran taxistas".

En un comunicado, el Sindicato de Mossos d'Esquadra (SME) ha lamentado hoy la muerte del hombre de 50 años y nacionalidad senegalesa que ayer falleció tras precipitarse por el balcón de su casa cuando huía de la policía, al tiempo que ha salido en defensa de la profesionalidad de los agentes, ante los "comentarios injuriosos" que se están haciendo sobre su actuación.

DOS VECINOS DE SALOU CONFIRMAN QUE EL 'MANTERO' SENEGALÉS SE PRECIPITÓ SOLO

El conseller de Interior de la Generalitat, Jordi Jané, ha asegurado que "dos testigos civiles ajenos a los Mossos y al grupo organizado" de manteros de Salou han confirmado la versión policial de que no hubo contacto físico entre la policía y el senegalés muerto el martes al precipitarse del balcón de su casa al presentarse los Mossos para un registro.

Lo ha dicho este miércoles en rueda de prensa en Salou junto al alcalde, Pere Granados --al que ha agradecido su actuación y la de la Policía Local--; el comisario jefe de la policía autonómica, Josep Lluís Trapero, y el director de los Mossos, Albert Batlle --que habló el martes con los líderes de los grupos del Parlament para informarles de los hechos--.

Jané ha dicho que los dos testigos estaban en la plaza del edificio, y que el hombre se precipitó cuando una mossa d'Esquadra entró en la habitación de la casa donde estaba él y otra persona y que da directamente a la calle, y ha insistido en que la agente "no interactuó físicamente en ningún momento" con él.