El 87% de las playas españolas tiene unas aguas de calidad excelente

(Archivo)

sociedad

| 21.05.2013 - 14:19 h
REDACCIÓN
Más sobre: playaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

La calidad del agua en las playas españolas es "excelente" en el 87,2% de las zonas costeras sometidas a examen en 2012, por encima del 81% que suma la media europea, según el informe publicado este martes por la Agencia Europea de Medio Ambiente.

También aprueban en su mayoría los ríos y otras aguas interiores aptas para el baño, aunque sólo un 46,1% lo hace con nota, frente al 72% de media europea.

En total, España sometió a examen 2.156 zonas de agua de baño en 2012, de las que 1.886 son áreas costeras y otras 230 son interiores (144 ríos y 86 lagos), lo que supone un 10,3% del total de aguas analizadas en el conjunto de la Unión Europea, más Croacia y Suiza. Las autoridades españolas sacaron definitivamente siete zonas en la información remitida en 2012 por estar "permanentemente cerradas", según indica la Agencia europea.

En la visión conjunta de aguas costeras e interiores, los resultados colocan a España entre los países con mejor calidad, aunque destacan Chipre y Luxemburgo, cuyas zonas de baño "cumplen sin excepción el nivel de calidad excelente". Les siguen ocho países que superan la media europea: Malta (97%), Croacia (95%), Grecia (93%), Alemania (88 %), Portugal (8 %), Italia (85%), Finlandia (83%) y España (83%).

En cualquier caso, el 94 % de las zonas de baño de la Unión Europea cumple con las normas mínimas de calidad del agua, con un 78% de calidad superior y una mejora del 2% en aquellas aguas que cumplen los requisitos mínimos.

El comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, ha celebrado que la calidad del agua "sigue mejorando", pero ha advertido a los Estados miembros de que "queda mucho por hacer para garantizar la calidad de todas nuestras aguas para bañarse y beber", así como para proteger "el buen estado de nuestros ecosistemas acuáticos".

El agua es un recurso valioso y debemos poner en práctica todas las medidas necesarias para protegerla al máximo", ha añadido Potocnik.