Dos muertos y 14 heridos en un incendio en un bloque de Sant Adrià del Besós

sociedad

| 17.01.2014 - 09:27 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Dos personas han muerto y otras catorce han resultado heridas o intoxicadas, cuatro de las cuales han tenido que ser hospitalizadas, en un incendio declarado esta madrugada en un edificio de siete plantas en Sant Adrià del Besos (Barcelona), que ha obligado a desalojar a más de 200 personas.

Según han informado los Bomberos de la Generalitat, el aviso del incendio llegó a la sala de emergencias a las 02.53 horas, cuando los vecinos alertaron del fuego en el edificio situado en el número 18 de la carretera de Mataró de Sant Adrià, adonde se desplazaron once vehículos de los bomberos y cuatro dotaciones del grupo de Emergencias Médicas.

El fuego ha comenzado en el piso tercero de la tercera planta, donde reside una anciana que, según algunos vecinos, podría padecer "síndrome de Diógenes" ya que acumulaba cartones y mucho material de desecho en su vivienda. El fuego se ha propagado por la escalera del edificio y ha quemado las puertas de varios pisos hasta prender en una vivienda de la séptima planta.

Aunque inicialmente los vecinos han asegurado que se había producido una deflagración a raíz del fuego, los bomberos han descartado que se haya producido una explosión de gas.

Ha sido en la séptima planta donde los bomberos han encontrado a una de las víctimas mortales, un hombre de 73 años que habría fallecido a consecuencia de la inhalación de humo. El humo se ha extendido por todo el inmueble, lo que ha dificultado la evacuación de los vecinos, que han sido acogidos en el centro municipal de entidades del barrio.

EN EL PISO SEXTO PRIMERA

La otra víctima mortal, según los bomberos, ha sido encontrada en el piso sexto primera y se trata de una mujer de avanzada edad, con dificultades de movilidad a la que le han practicado maniobras de reanimación que han resultado infructuosas para salvarle la vida. La vecina del piso donde comenzó el incendio ha resultado con quemaduras en la cara, las manos y las piernas, y ha sido trasladada a la Unidad de Quemados del Hospital del Valle Hebrón de Barcelona.

Los bomberos han evacuado preventivamente también a los vecinos de los dos inmuebles colindantes, que, una vez sofocado el incendio, han podido regresar a sus casas, mientras que los inquilinos del inmueble afectado han sido primero confinados y después evacuados con dificultades por la presencia de mucho humo en la escalera.

Las ambulancias del Sistema de Emergencias Médicas que se han trasladado al lugar han atendido a catorce personas, afectadas la mayoría por inhalación de humo, y cuatro de ellas han sido evacuadas a los hospitales del Valle Hebrón, Moisés Broggi y el Hospital del Mar.

Isabel Sirvent, la vecina que ha ayudado a la anciana en cuyo piso se ha iniciado el incendio, ha explicado a los periodistas que ha oído a la mujer que pedía auxilio en el rellano de la casa, que tenía la cara y las manos quemadas, y que la ha refugiado en su vivienda.

Tras avisar al sistema de emergencias, "hemos tenido que tirar agua a la puerta porque se nos estaba quemando y nos hemos quedado dentro del piso hasta que han llegado los bomberos", ha explicado la vecina.

DIFICULTADES POR VEHÍCULOS APARCADOS Y LOS ÁRBOLES PLANTADOS

Sirvent ha relatado que los bomberos han tenido muchas dificultades para acceder a la vivienda porque la zona está urbanizada de tal forma que los vehículos aparcados y los árboles plantados en la avenida impiden el acceso de los camiones bomba, por lo que éstos han tenido que desplegar las mangueras subiendo por las escaleras del inmueble.

Isabel Sirvent ha recordado que hace unos años el mismo inmueble ya sufrió un incendio y los bomberos ya tuvieron dificultades para acceder a él "aunque en aquella ocasión no hubo víctimas".

El alcalde de Sant Adrià de Besós, Joan Callau, y otras autoridades municipales se han desplazado al lugar del suceso y han acompañado a los vecinos desalojados.

El concejal de Gobernación, Pedro Ribero, ha reconocido en declaraciones a los periodistas que tendrán que plantearse hacer alguna actuación urbanística para facilitar el acceso de los bomberos a estos inmuebles, que están separados de la calle por un espacio inaccesible para los vehículos.

Los bomberos y el arquitecto municipal están revisando el estado del edificio afectado por el fuego, mientras que los vecinos del inmueble siguen desalojados, algunos en el centro municipal de entidades del barrio y otros desplazados a casas de familiares.