Dos juzgados investigan la denuncia por violación grupal a una soldado

La soldado denunciante declaró otra agresión sexual anterior sufrida en septiembre de 2017 dentro del acuartelamiento en Antequera

sociedad

| 02.02.2018 - Actualizado: 15:30 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

Dos juzgados, uno civil en Antequera y otro militar en Sevilla, investigan la denuncia realizada por una soldado que afirma haber sido víctima de una supuesta violación grupal el pasado 10 de diciembre en el cuartel de Bobadilla, en Málaga. En la ampliación de la denuncia que la soldado ha realizado, ésta apunta a otro presunto abuso sexual cometido en el mes de septiembre por otro compañero del cuartel.

LA SOLDADO DENUNCIÓ OTRA VIOLACIÓN

La soldado del acuartelamiento aéreo de Bobadilla (Málaga) declaró ante el juez que había sufrido otra agresión sexual en septiembre, tres meses antes de la que está siendo investigada por la Justicia Militar. El Ministerio de Defensa informa en un comunicado de que fue el pasado 12 de diciembre cuando la soldado puso en conocimiento del Jefe de la Unidad unos abusos presuntamente cometidos por parte de unos compañeros dos días antes.

El jefe instó a la soldado a denunciar el hecho en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Antequera, una denuncia que fue remitida al Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad, que incoó diligencias previas.

En su declaración judicial, la soldado refirió otra agresión sexual, que habría sucedido en el mes de septiembre dentro del acuartelamiento, informa Defensa, y que están siendo investigadas por el Juzgado de Instrucción Número 2 de Antequera.

Tres días después de presentar esa denuncia, la propia soldado procedió a formular parte militar al jefe de su unidad, dándole cuenta de los hechos denunciados en comisaría.

El parte fue cursado a la titular del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla, quien acordó la incoación de diligencias previas por los supuestos abusos competidos a la víctima el 10 de diciembre. La soldado se refirió asimismo ante la juez togado militar a las agresiones que habría sufrido tres meses antes, en septiembre, y que dieron lugar a la incoación de otro sumario separado del que investiga las producidas en diciembre.

Así, las diligencias previas de la Jurisdicción Militar se tramitan en paralelo a las del Juzgado de Instrucción número 1 de Antequera, mientras que el Juzgado de Instrucción número 2 de Antequera se halla en proceso de inhibición a favor del Juzgado Togado Militar número 21 de Sevilla. Según la soldado, durante la celebración del Día de la Patrona del Ejército del Aire, fue drogada y violada por sus compañeros en el cuartel de Bobadilla, después de haber tomado una cerveza en un pub en la que, afirma, "notó un sabor extraño".

La soldado afirma que se despertó en el cuartel al día siguiente de esa celebración con las medias bajadas, fuerte dolor de cabeza, un hematoma y molestias en el pecho. De lo ocurrido el resto de la noche no recuerda más.

RESTOS DE SEMEN

La Policía halló restos de semen en las medias y el pantalón del pijama de la soldado que denunció una supuesta violación grupal en el cuartel aéreo de Antequera (Málaga), ha asegurado hoy a Efe el abogado de la militar, Javier Rincón, que cree "más que probable" que se dé "pronto con los responsables". Ha explicado que no le quitaron las medias y durmió con ellas, por lo que al ir al baño encontró los restos, que se han mandado a analizar.

La soldado, en la última ampliación de su denuncia -tras recobrar la memoria- ha facilitado detalles de al menos dos hombres que habrían participado en la violación el 11 de diciembre.

La militar declaró ante el juez que había sufrido otra agresión sexual en septiembre, tres meses antes de la que investiga la Justicia Militar.

El letrado ha manifestado que "todos los hechos fueron en el cuartel, salvo la narcotización, que fue en el bar de Bobadilla", entidad local perteneciente a Antequera. Rincón ha señalado que hay cuatro juzgados que están instruyendo el caso, dos de la jurisdicción penal militar (los de Sevilla y Málaga) y dos de la penal ordinaria (los de instrucción 1 y 2 de Antequera).

El abogado considera sobre los juzgados que "la actuación militar deja mucho que desear" y advierte de que el Juzgado Togado Militar de Sevilla "no tiene competencia para instruir" y sí el de Málaga y que, por ello, "la defensa puede pensar en la nulidad de las actuaciones". De hecho, el juzgado militar de Sevilla le ha notificado hoy que le citan para el miércoles próximo, pero él ha pedido la inhibición de ese órgano en favor del juzgado militar de Málaga.

Según la soldado, durante la celebración del Día de la Patrona del Ejército del Aire fue drogada y violada por sus compañeros en el cuartel de Bobadilla, después de haber tomado una cerveza en un pub en la que, afirma, "notó un sabor extraño". La soldado cuenta que se despertó en el cuartel al día siguiente de esa celebración con las medias bajadas, fuerte dolor de cabeza, un hematoma y molestias en el pecho.