La policía española no cree la versión de los detenidos por la muerte de Natahly Salazar en Perú

La familia de la valenciana desaparecida en Perú: "No se sabe si ha sido un accidente o no"

Dos policías españoles ayudan en Perú a investigar muerte de joven valenciana

internacional

| 15.01.2018 - Actualizado: 15:11 h

EUROPA PRESS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La familia de la valenciana de origen ecuatoriano Nathaly Salazar, desaparecida en Perú desde el pasado 2 enero y quien habría muerto mientras practicaba tirolina, asegura que "realmente no se sabe si ha sido un accidente o no" porque los detenidos en relación con los hechos habrían dado dos versiones y, en todo caso, lamenta que no la socorrieran porque, según dicen, "ven que está muerta" cuando "igual estaba inconsciente".

Los dos arrestados son Jainor Huila Huamán, de 19 años, y Luzgardo Pillcopata Amaru, de 21, que fueron detenidos en el distrito de Maras, cerca de Cuzco, y según fuentes policiales declararon que la turista murió en el acto durante un accidente de tirolina en el sector conocido como Ayamoco. Por temor a las consecuencias, ambos decidieron no informar a las autoridades y arrojar el cadáver a las aguas del río Vilcanota-Urubamba a la altura de la torre de energía eléctrica Macchupicchu Cachimayo entre las 18.30 y las 19.00 horas de ese 2 de enero.

Según ha asegurado Tamara, hermana de Nathaly, nunca imaginaron este desenlace y ha lamentado el comportamiento de "gente tan inhumana". "Realmente no se sabe si ha sido un accidente o no, han dado dos versiones y lo único claro es que mi hermana está muerta, realmente no se sabe si llegó a ser un accidente: *Por qué no socorren a mi hermana? Igual estaba inconsciente cuando la lanzaron", ha afirmado.

Este lunes se va a proceder a la reconstrucción de los hechos, ha indicado la hermana, a la que asistirán los padres de Nathaly, quienes "tienen esperanza" en poder encontrar "pronto" el cuerpo de la joven, ya que aunque el río es "bastante caudaloso, hay una hidroeléctrica cerca y puede haber quedado retenido en una malla". También asistirán a esa recreación los dos guardias civiles que se han desplazado a la zona y el cónsul español.

Los padres de Nathaly también tienen previsto hacer próximamente una declaración ante los medios para poner de manifiesto la existencia de ese "turismo ilegal". "*Cómo la policía peruana no sabe que esto existe? No es que te lleves a 15 senderistas, hay que montar una infraestructura. Queremos que todo esto salga a la luz y no vuelva a pasar", ha señalado la hermana.

DEJO PASAR A UNA FAMILIA

Asimismo, ha destacado la "bondad" de su hermana porque, tal y como habría declarado una familia que también estaba presente en la actividad, Nathaly iba delante de ellos en la tirolina pero les dejó pasar antes porque iban con niños y "se pusieron muy nerviosos porque empezó a llover muchísimo y a granizar" y se quedó ella esperando.

Nathaly, de 28 años, se encontraba de viaje en Sudamérica desde finales del pasado mes de septiembre, cuando partió de Valencia, ciudad en la que reside con sus padres, para recorrer como "mochilera" diferentes países. Desde entonces había visitado Ecuador y se encontraba ahora en Perú, en concreto, en la ciudad de Cuzco desde el pasado 28 de diciembre.

LA POLICÍA, SOBRE LOS DETENIDOS POR LA MUERTE DE UNA ESPAÑOLA EN PERÚ: "SUS MANIFESTACIONES NO COINCIDEN"

La jefa de la Unidad Central de Delincuencia Especializada y Violenta de la Policía Nacional, María Marco, ha asegurado este lunes que las manifestaciones de los detenidos por la muerte en Perú de Nathaly Salazar "no son coincidentes". Marco ha señalado que los sospechosos fueron detenidos "en momentos diferentes" y sus declaraciones a la Policía Nacional peruana fueron "no siempre las mismas en ambos casos ni coincidentes".

"Cada uno ha manifestado diferentes cosas en diferentes momentos", ha aseverado, para después confirmar que cuentan con documentos gráficos de cómo Nathaly "salió del hostal donde se alojaba" y con la certeza de que la española "había comentado que quería hacer una excursión". Con todo, la jefa de la Unidad Central ha recordado que "la investigación está en marcha" y por tanto se debe "procurar siempre proteger a las víctimas las familias" preservando los detalles sobre la desaparición de la joven.

DOS POLICÍAS ESPAÑOLES AYUDAN EN PERÚ A INVESTIGAR MUERTE DE JOVEN VALENCIANA

Mientras, dos agentes de la Policía Nacional especializados en homicidios y desapariciones colaboran con las autoridades de Perú en la investigación de la muerte de la joven española Nathaly Salazar. Según la comisaria principal jefa de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV), María Marcos, desde hace más de una semana los dos agentes -una inspectora y un policía del Equipo de Intervención Exterior del cuerpo- trabajan codo con codo con los policías peruanos en la investigación.

A su vez, están prestando apoyo continuo a los padres de Nathaly, una joven española de origen ecuatoriano residente desde hace quince años en Valencia y desaparecida en la provincia de Cuzco mientras visitaba esa zona del país. No solo la Policía Nacional está colaborando en las pesquisas desde España, sino que en el lugar de los hechos trabajan los dos funcionarios españoles desde el primer momento del suceso, del que tuvieron conocimiento el día 7.

De forma inmediata, según ha informado la Dirección General del cuerpo, los investigadores de la Brigada Central de Investigación de Delitos Contra las Personas contactaron con el agregado de Interior de la Embajada de España en Lima, quien confirmó la desaparición e inició los contactos con las autoridades peruanas. La comisaria ha relatado la labor de esos dos policías, "a pie de obra" en coordinación con los agentes peruanos y con la Fiscalía, y ha mostrado su confianza en que el cuerpo de la joven pueda encontrarse cuanto antes durante el rastreo del río.

Marcos no ha querido ofrecer más detalles de las pesquisas para preservar la investigación en marcha y ésta pueda llegar a buen puerto, dentro de la política de discreción que preside la labor policial y del respeto a la intimidad y dolor de la familia de Nathaly.