Diez muertos durante el puente de mayo, que acaba con retenciones en Albacete

La operación retorno del puente de mayo deja un fallecido en las carreteras de la Comunidad

sociedad

| 04.05.2014 - 12:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Diez personas han fallecido en las carreteras durante el puente del Primero de Mayo, hasta las 20 horas de hoy, y los conductores han encontrado problemas para regresar desde media mañana, principalmente en dirección a Madrid a la altura de Albacete, donde a ultima hora hay veinte kilómetros de retenciones.

Según ha informado la Dirección General de Tráfico (DGT), desde las tres de la tarde del miércoles 30 de abril, cuando comenzó la operación por el puente de mayo, y hasta las 20.00 horas de hoy domingo, se han contabilizado diez siniestros mortales en la red interurbana, en los que han perdido la vida diez personas, mientras que otras once personas han resultado heridas.

El día más trágico en las carreteras fue el sábado, con cuatro fallecidos, por delante del viernes, cuando murieron tres personas y hoy, domingo, que se ha cobrado dos vidas; el jueves falleció otra.

El accidente del jueves ocurrió en La Coruña; los del viernes en Valencia, Badajoz y Las Palmas; los del sábado en Málaga, Guipúzcoa, Salamanca y Toledo; y los del domingo en Madrid y Sevilla.

UN FALLECIDO EN LAS CARRETERAS DE MADRID

La única víctima en las carreteras de nuestra comunidad es un hombre de entre 55 y 60 años que falleció la madrugada hoy domingo al volcar su vehículo en la A-4, en el término municipal de Pinto, es, hasta las 20,00 horas de hoy, la única víctima mortal que se ha cobrado el puente de mayo en las carreteras de la Comunidad de Madrid, según ha informado la DGT.

Un puente en el que la DGT esperaba 5,5 millones de desplazamientos y que ha coincidido con el Gran Premio de Motociclismo de Jerez de la Frontera (Cádiz), que ha movilizado 50.000 motos y 130.000 personas para presenciar las pruebas en el circuito gaditano.

El punto más difícil para circular en el último día del puente, según la DGT, se registra durante toda la tarde en la autovía A-31, en la provincia de Albacete, donde las retenciones han llegado hasta los 25 kilómetros cerca de Chinchilla, en dirección a la Comunidad de Madrid.

TRÁFICO INTENSO EN DIRECCIÓN A MADRID

El tráfico es intenso, también a última hora de la tarde, en las provincias limítrofes a Albacete, dirección a Madrid, aunque sin paradas importantes, excepto en la A-4 (Toledo), cerca de Ocaña y Tembleque.

En Andalucía hay retenciones en Sevilla (A-4), cerca de la capital, y en Granada en la A-44.

En las proximidades de la Comunidad de Madrid, la circulación tiene algún problema en la N-VI, en la travesía de El Espinar (Segovia).

En las carreteras catalanas se observa tráfico lento en Tarragona (N-340), dirección Barcelona, en Roda de Bara; en la C-32, en El Masnou; y en la AP-7, en Villafranca del Penedés.

Como ocurrió en Semana Santa, la coincidencia el primer día de la operación de tráfico con un importante partido de fútbol retrasó la salida de los conductores y, así, la mayor afluencia de vehículos en la salida de estos días de descanso se produjo el 1 de mayo por la mañana, al igual que ocurrió el Jueves Santo.

Más de 600 funcionarios y personal técnico especializado que atiende en los siete centros de Gestión de Tráfico (Madrid, Valencia, Zaragoza, Sevilla, Málaga, Valladolid y La Coruña), y aproximadamente 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, han velado por la seguridad de los desplazamientos.

Además, se han incrementado los controles de drogas y alcohol en carretera, se ha vigilado el cumplimiento de los límites de velocidad, desde tierra y desde el aire, y se ha comprobado que los ocupantes de los vehículos han hecho uso correcto del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil.

También se ha aumentado la vigilancia en carreteras secundarias, las más peligrosas y con mayor siniestralidad, donde los agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han estado apoyados por compañeros dedicados a seguridad ciudadana.