Dieciocho detenidos de banda georgiana por robos en casas y locales

sociedad

| 04.04.2017 - 15:01 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Policía Nacional y los Mossos de Esquadra han desarticulado una organización georgiana especializada en robos con fuerza en domicilios y locales de Barcelona y Madrid en una operación conjunta en la que ha detenido a 18 personas. Los detenidos están implicados en 47 robos, 15 en Terrassa, 13 en Sabadell, 11 en Barcelona, dos en Badalona, uno en Cornellà de Llobregat y otro Vic, y cuatro en Madrid.

Los integrantes de la banda habían sido reclutados entre miembros de otros grupos criminales que operaban en España, informan ambos cuerpos. Además de los diecisiete miembros de la banda ha sido arrestado un receptador armenio a quien vendieron una parte muy importante de los objetos robados.

Entre los objetos recuperados se encuentran joyas, aparatos electrónicos de elevado valor, herramientas y material para forzar todo tipo de puertas, cámaras para detectar movimiento, equipos de seguimientos, un dron y productos químicos para la comprobación de las pureza de las joyas.

La investigación se inició en octubre pasado cuando los agentes tuvieron constancia de un robo con fuerza cometido por tres personas en Terrassa (Barcelona). Desde un primer momento los agentes pudieron identificar a los autores de los hechos como integrantes de un grupo de origen georgiano muy activo y ubicado en el distrito de Sant Martí de Barcelona especializado en robos en domicilios.

A pesar de formar nuevos grupos, los principales investigados tenían contacto habitual con ellos y se intercambiaban sus integrantes y las herramientas de las que disponían para consumar los robos con el fin de optimizar todos los recursos. Los agentes averiguaron que la organización había enviado un grupo a Madrid para perpetrar diversos robos.

La primera semana de febrero la Policía Nacional consiguió evitar un robo 'in fraganti' y detuvo a cuatro personas. En los días anteriores al robo se desplazaban hasta el lugar y hacían un estudio detallado para recoger todas las características de la vivienda y su entorno, el tipo de acceso a la finca, el número de vecinos en la escalera, la situación de las puertas de cada planta, el tipo de puerta y la marca de las cerraduras.

Los diferentes grupos de la organización se desplazaban casi siempre en transporte público.