Detenidos en Sant Feliu de Guíxols 4 implicados del crimen de Arroyomolinos

Vehículo de la Guardia Civil

sociedad

| 23.02.2016 - 19:16 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido en Sant Feliu de Guíxols a cuatro personas supuestamente implicadas en la muerte a tiros el pasado 29 de septiembre de un empresario en un polígono industrial de Arroyomolinos.

Más de una veintena de agentes procedentes del Equipo de Homicidios de la Comandancia de Madrid y de la Unidad Especial de Intervención (UEI) han participado en el dispositivo de entrada en el domicilio de Sant Feliu de Guíxols, donde han sido detenidos dos hombres y dos mujeres de nacionalidad española.

Los hechos por los que se les han detenido tuvieron lugar sobre las 10.15 horas del pasado 29 de septiembre, a la altura del número 71 de la calle de Miguel Servet, en el polígono industrial de Arroyomolinos.

Varios trabajadores de las empresas del polígono presenciaron cómo un hombre bajó de un Opel Astra y efectuó varios disparos sobre la víctima, Juan Fernández, para después huir en el mismo vehículo a toda velocidad, con al menos otro individuo en su interior.

La víctima, que presentaba una herida de bala en el abdomen, con orificio de entrada y salida, fue trasladada por el equipo de emergencia del Summa al hospital Rey Juan Carlos de Móstoles, donde falleció sobre las 13.00 horas.

Según informaron fuentes de la investigación, en el momento del tiroteo, todo apuntaba a que en 2013 la víctima estuvo implicada en otro tiroteo ocurrido en Móstoles. En aquella ocasión, quien supuestamente llevaba el arma e intentó matar a una mujer fue la víctima, que pertenecía a una familia con la que, al parecer, mantenía una fuerte enemistad.

A raíz del intento de matar a la mujer, según fuentes policiales, pesaba sobre el fallecido una orden requisitoria por homicidio en grado de tentativa. Los investigadores sospechaban que el tiroteo fue un ajuste de cuentas entre los dos clanes familiares.

Los cuatro detenidos permanecen en la Comandancia de la Guardia Civil de Girona a la espera de pasar a disposición del juzgado de guardia, que se espera que se inhiba a favor del de Navalcarnero que se hizo cargo del caso en el momento del crimen.