Tres curas y un profesor de religión detenidos en Granada por abusos sexuales | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Tres curas y un profesor de religión detenidos en Granada por abusos sexuales

Fue un joven de 24 años quien interpuso la denuncia de abusos sufridos cuando era menor

sociedad

| 24.11.2014 - Actualizado: 20:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía ha detenido a tres sacerdotes y un seglar -un profesor de Religión-, en el marco de la investigación sobre supuestos abusos sexuales cometidos en Granada contra al menos un menor. El seglar, han indicado fuentes de la investigación, es un profesor de Religión muy cercano a los tres sacerdotes arrestados.

Las detenciones se han llevado a cabo en la provincia de Granada, aunque las fuentes no han precisado los lugares exactos. Otras fuentes han apuntado por su parte que los tres sacerdotes fueron detenidos en una casa parroquial y el cuarto, un laico, en su domicilio.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, que afirmó que un primer momento los detenidos eran cuatro sacerdotes, ha señalado que se trata de la segunda fase de la investigación de la supuesta trama de curas presuntos pederastas que dirige el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, que tiene decretado el secreto de sumario sobre las actuaciones.

En la primera fase, ha dicho Pérez, ya han declarado de momento por este caso una docena de personas, en su mayoría supuestos testigos de los presuntos abusos sexuales. Pérez ha señalado que se trata de un caso "bastante complicado" y que la Policía está trabajando de una manera "muy pormenorizada", dado que "estamos en un Estado de Derecho" y la investigación debe ser "exhaustiva" para disponer de las pruebas necesarias.

Según ha informado el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz ante los medios de comunicación, "hace tiempo ya que están abiertas unas diligencias declaradas secretas. Esta mañana se ha procedido por parte de la Policial a la detención y puesta a disposición judicial de cuatro personas, cuatro sacerdotes implicados en ese asunto".

Fernández Díaz ha evitado dar más detalles sobre la investigación o el número de denuncias presentadas en este caso por ese carácter secreto de las diligencias abiertas, aunque ha especificado que su departamento tenía conocimiento del caso desde "hace tiempo" y "no solo por los medios de comunicación". "No puedo entrar en la concreción", ha señalado.

En cuanto al impacto de un caso así para la Iglesia, el ministro se ha remitido a la opinión sobre este asunto expresada por la Conferencia Episcopal Española y ha defendido que "la máxima jerarquía de la iglesia, el Papa, ha sido quien precisamente ha sido más beligerante para que este caso saliera a la luz".

"Creo que nadie puede poner en cuestión que Juan Pablo II, Benedicto XVI y ahora el Papa Francisco están siendo absolutamente beligerantes para erradicar del seno de la Iglesia este tipo de comportamientos que a todos nos conmueven y a todos nos producen un daño muy grande", ha señalado.

No obstante, ha recordado que "no se producen estas conductas por desgracia solo en el seno de la Iglesia". "Hay que reconocer que la Iglesia está poniendo de su parte todo lo posible para erradicarlas de su seno y ojalá consigamos que se erradiquen no solo del seno de la Iglesia, sino de toda la sociedad", ha añadido.

Hasta esta mañana, la Policía sólo tenía constancia de una denuncia por los supuestos abusos, ha añadido el subdelegado, que también se ha referido a una documentación relacionada con el patrimonio de los supuesto implicados que ha sido aportada al Juzgado.

Los detenidos se encuentran de momento en dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Andalucía Oriental en la capital granadina, ha informado a Efe un portavoz del Cuerpo Nacional de Policía, que no han podido detallar la identidad de los arrestados ni cuándo podrían pasar a disposición judicial.

La causa tiene su origen en la denuncia que un joven de 24 años interpuso en octubre por supuestos abusos sexuales ante la Fiscalía, después de recibir en agosto una llamada telefónica del papa Francisco, que le pidió perdón en nombre de la Iglesia tras leer el escrito en el que le relató los hechos, ocurridos cuando era menor.