Detenidos 29 personas especializadas en los timos del tocomocho y de la estampita

Timos del tocomocho y de la estampita

sociedad

| 21.12.2014 - 11:21 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 29 personas especializadas en los timos del tocomocho y de la estampita, durante el segundo semestre de este año, en un operativo especial denominado "Leblanc" para atajar este tipo de delitos cuyas víctimas son principalmente personas de avanzada edad.

Los arrestos se han llevado a cabo en diferentes actuaciones realizadas en Madrid, Barcelona, Zaragoza, Murcia, Guadalajara, Alicante, Cáceres, Santiago de Compostela, Badajoz, Gijón, Huesca y Toledo. A estos detenidos se les imputan, hasta el momento, más de 70 delitos.

Durante los últimos años se ha detectado que los autores de estos fraudes desarrollan su actividad de forma itinerante y que, en algunos casos, han actuado de forma violenta al ser descubiertos, llegando incluso a retener contra su voluntad a las víctimas, que además pertenecen siempre a colectivos vulnerables.

CLASICOS ACTUALES

A pesar de ser procedimientos empleados desde hace muchos años y sobre los que se han frecuentemente consejos de prevención, cada año se registran numerosos casos de víctimas de estos delitos. Sólo en el primer semestre de 2014 se han registrado 375 casos de víctimas de tocomocho y 169 de la estampita, víctimas que en el 51% de los casos superaba los 65 años.

Para prevenir estos hechos la Policía Nacional, dentro del Plan Mayor Seguridad, imparte charlas informativas en centros para personas de edad, ayudándoles a reconocer cuándo pueden estar siendo víctimas de este tipo de hechos y ofreciéndoles pautas de reacción. Igualmente, se les recuerda que, en caso de sufrir uno de estos timos, es necesario denunciar y aportar a la Policía cualquier información de utilidad para identificar y detener a los autores. 11.000Ç ESTAFADOS

Entre los últimos arrestos se encuentran los de dos personas en Talayuela (Cáceres). Los detenidos son presuntos autores de una estafa cometida en Jaén, con la que obtuvieron 5.000 euros en metálico y otros 6.000 en joyas, propiedad de una mujer de avanzada edad. Estos sujetos actuaban de forma itinerante y se desplazaban con caravana por todo el país.

En el registro de su domicilio se encontraron 150 piezas de joyería, un rifle y una pistola. También se halló un reloj valorado en 5.000 euros que fue robado en 2011 en una joyería de Madrid.

En el timo de la estampita suelen intervenir dos individuos, además del engañado. El primero simula tener una discapacidad intelectual y entabla conversación con la persona elegida como víctima, a la que muestra una importante cantidad de billetes de los denominados "grandes" a los que no concede ningún valor, diciéndole que posee muchos más en casa.

El segundo aparece después y le plantea al "primo" la posibilidad de quedarse con el dinero engañándole. Para ello acuerdan aportar una cantidad fija de efectivo, joyas u otros objetos cada uno, con la finalidad de cambiárselos al "tonto".

Si consigue su propósito, el "listo" le acompañará hasta su domicilio o a una entidad bancaria para obtener el importe, las joyas u otros objetos de valor acordados, comprometiéndose a intercambiarlo por las "estampitas". Finalmente, el incauto lo que recibe son varios fajos en los que únicamente son billetes reales el primero y último de cada paquete, siendo el resto recortes de papel sin valor.

TOCOMOCHO O NUMERO PREMIADO

El término "tocomocho" deriva de la expresión "tocó mucho". En esta estafa la víctima es abordada en la calle con la excusa de poseer un décimo premiado y no poder cobrarlo por algún motivo. Le muestran incluso una falsa lista de boletos premiados donde aparece el número que le han enseñado previamente y le ofrecen el décimo supuestamente ganador a cambio de una suma importante de dinero. Si accede le acompañan a su domicilio o banco, cobran lo pactado y le entregan la lotería que en realidad no está premiada.