Detenido uno de los marroquíes lanzadores de piedras a la policía española en la frontera de Melilla

(Archivo)

sociedad

| 14.11.2012 - 11:01 h
REDACCIÓN
Más sobre: MelillaSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

La Policía Nacional ha detenido a uno de los lanzadores de piedras a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la frontera que separa Melilla de Marruecos tras acceder a la ciudad española quince días después de los sucesos y ser reconocido por las imágenes que colgaron en 'Youtube' y por un agente de policía. Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Policía, se trata de un hombre de nacionalidad marroquí de 39 años de edad, acusado de ser uno de los presuntos participantes en los lanzamientos de piedras que se produjeron en la tarde del 27 de octubre en este puesto fronterizo.

Así ha explicado que uno de los agentes de servicio en la noche del sábado, que lo había estado también en la tarde de los apedreamientos, reconoció de inmediato al detenido. "Se dio la coincidencia de que este hombre vestía el sábado por la noche con las mismas prendas que el día 27 de octubre, así como presentaba otros signos distintivos en su fisonomía que hacían prácticamente inequívoco su reconocimiento", ha apuntado esta tarde noche el portavoz policial.

En este sentido, ha detallado que, para cerciorarse por completo, los policías del Grupo Operativo de Fronteras procedieron a la visualización de un vídeo de los apedreamientos en la frontera de Beni Enzar, colgado en el conocido portal 'YouTube'. "En estas imágenes puede verse al presunto participante en estos hechos, dirigiéndose a la carrera desde la 'tierra de nadie' hacia Melilla, portando piedras de gran tamaño", ha asegurado.

En el momento de su detención presentó resistencia a los agentes actuantes, por lo que tuvo que ser reducido. "Resultado del forcejeo, el detenido sufrió lesiones leves, por lo que fue trasladado al médico para su reconocimiento", ha indicado, para añadir que "en el camino hacia el dispensario médico de Alvaro de Bazán, el hombre dijo a los policías que le trasladaban que si los vuelve a ver en Marruecos les cortaría el cuello".

Una vez en este Centro sanitario, ha aseverado el portavoz de la Jefatura Superior de Policía, se dio la circunstancia de que se encontraba como titular la noche del sábado una doctora. Al parecer, este hecho provocó un gran enfado en el hombre, ya que se negó a ser reconocido dirigiéndole a la médica las siguientes palabras, "a mí una mujer no me pone una mano encima'". Ante esta negativa, fue trasladado a los calabozos de la Jefatura Superior de Policía.

Por último, ha subrayado que se continúan las investigaciones por parte de Jefatura Superior para el total esclarecimiento de los hechos, "no descartándose posteriores detenciones de otros participantes en los lanzamientos de piedras".