Detenido un 'santero' por estafar 100.000 euros a una mujer que quería volver con su marido

Mossos d´esquadra (Archivo)

sociedad

| 27.05.2015 - 09:18 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre por hacerse pasar por santero y estafar casi 100.000 euros a una mujer a la que había convencido de que con varios rituales podría recuperar a su marido, de quien se acababa de separar.

Desde los Mossos se ha informado de que el detenido, con tres antecedentes policiales, es un hombre de 33 años, de nacionalidad guineana y vecino de L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona), y que la investigación se inició al denunciar una mujer que le había estafado 94.436 euros, entre mayo de 2014 y febrero de 2015.

En aquella época, la víctima pasaba por una situación personal complicada con la muerte de un familiar y la separación de su marido, y entró en contacto con el santero al encontrar un anuncio en el que se aseguraba que podía resolver las dificultades por las que pasaba.

Las mismas fuentes han indicado que el detenido quedó con la víctima en un piso de L'Hospitalet de Llobregat, y que allí le hizo un ritual que consistió en ponerle una especie de arena en los brazos y echar un líquido encima, que por una reacción química, provocó que saliera humo.

Con esta demostración la víctima creyó que el santero era capaz de hacer lo que prometía y le entregó la primera cantidad de dinero, hasta alcanzar en varias entregas 94.436 euros Las mismas fuentes han indicado que la víctima, al ver que no recuperaba a su marido, pidió que el hombre le devolviera el dinero, que eran todos sus ahorros, y acordaron que le daría 48.200 euros.

Sin embargo, el detenido le dijo que para cerrar el círculo y evitar la mala suerte, antes tenía que sacrificar tres cocodrilos, y que esto costaba 2.400 euros. La víctima pidió un crédito para costear el sacrificio, por lo que se quedó sin ningún dinero y con un préstamo a devolver de 2.400 euros, en una situación de total precariedad.

En la investigación, los Mossos descubrieron que las estafas las cometían un grupo de tres personas, uno de ellos el supuesto vidente, que publicaban anuncios y dejaban propaganda en coches y portales de edificios. El grupo buscaba personas que estuvieran en una situación anímica vulnerable y se ganaban su confianza con la promesa de solucionar sus problemas.

Los Mossos han remarcado que la investigación continúa abierta para localizar a los otros dos hombres implicados en la estafa.