Detenido en Toledo un menor que vendía armas prohibidas en internet

(Archivo)

sociedad

| 30.07.2013 - Actualizado: 14:51 h
REDACCIÓN
Más sobre: ToledoSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a un menor de edad, residente en la localidad toledana de Casarrubios del Monte, que vendía distintos tipos de armas prohibidas a través de internet, incluida una defensa eléctrica camuflada en un teléfono móvil, que era el producto más demandado.

Según ha informado hoy la Delegación del Gobierno, los agentes han desmantelado así un punto de venta de armas prohibidas tras la detención del menor como presunto autor de un delito de tenencia, fabricación y venta de armas prohibidas.

La web vendía toda clase de armamento, como navajas mariposa, dagas, puños americanos, defensas extensibles e incluso defensas eléctricas camufladas en teléfonos móviles.

En total, han sido intervenidos más de 200 efectos de este tipo en un inmueble de Casarrubios del Monte donde el arrestado fabricaba los puños americanos a partir de varios moldes.

En febrero pasado, cuando los agentes tuvieron conocimiento del anuncio en internet, investigaron y localizaron al joven y el inmueble de la localidad toledana, donde procedieron a su detención y, con la preceptiva autorización judicial, practicaron la correspondiente entrada y registro.

En el interior de la vivienda, los agentes localizaron 90 defensas eléctricas, una de ellas camuflada en un teléfono móvil, once puños americanos, diez defensas extensibles, trece aerosoles de defensa, catorce navajas de mariposa y numerosas navajas automáticas italianas y dagas con inscripciones nazis.

Igualmente intervinieron unos moldes con los que el arrestado, que ha pasado a disposición judicial, fabricaba los puños americanos.

La investigación ha sido llevada a cabo por agentes de la Brigada Provincial de Información pertenecientes a la Jefatura Superior de Policía de Madrid.