Detenido en Móstoles un hombre por la muerte de la mujer de Gandia

El cuerpo de la mujer de 47 años, guardia civil retirada, se encontraba en el interior de una bañera

Tenía relación sentimental con la víctima y una orden de alejamiento dictada por un juzgado de Sueca

Confirmadas como violencia machista las dos muertes en Comunitat Valenciana

sociedad

| 22.02.2017 - 21:30 h
REDACCIÓN

La Policía ha detenido en Móstoles (Madrid) a un hombre por su presunta implicación en la muerte de la mujer cuyo cuerpo fue localizado este pasado martes con una toalla sobre la cabeza en un ático de la localidad valenciana de Gandia, según ha informado el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Moragues. La víctima es una guardia civil de 47 años, retirada por enfermedad.

Según el delegado, el detenido tenía relación sentimental y una orden de alejamiento dictada por un juzgado de Sueca, que incumplieron ambos por haberse visto en el ático de Gandia donde ella estaba alquilada.

El cuerpo se localizó en el baño de la vivienda, situada en la calle Mayor número 69. El propietario de la casa, que la tenía alquilada a la víctima, llamó a la puerta y, al ver que no contestaban, entró y se encontró con el cadáver, tendido en el baño con una toalla sobre la cabeza.

Así lo ha explicado Moragues, quien ha asistido a la inauguración de la exposición fotográfica del 50 Aniversario de la asociación Tyrius, al ser preguntado por esta cuestión. Moragues ha asegurado que el varón detenido tenía en vigor una orden de alejamiento sobre la mujer y ha reconocido que estuvo con ella recientemente en el ático.

No obstante, ha señalado que hay que esperar a disponer de los resultados de la autopsia para determinar las causas del fallecimiento. El baño donde fue encontrado el cuerpo de la víctima estaba desordenado y el mobiliario roto. El detenido ya está en dependencias policiales.

LAS DOS MUERTES DE VALENCIA Y GANDÍA CONFIRMADAS COMO VIOLENCIA MACHISTA

Las muertes de sendas mujeres en València y Gandia que tuvieron lugar ayer son dos nuevos casos de violencia machista, según los datos hechos públicos hoy por la Delegación del Gobierno de la Comunitat Valenciana.

Estos dos crímenes eleva a 15 los asesinatos machista en lo que va de año, según los datos oficiales, a los que habría que añadir el caso de Chapela, ya que todo apunta a que la mujer falleció por un plan del hombre que ocasionó una explosión con bombonas de butano cuando ambos se encontraban en el domicilio.

Según las cifras de la Delegación del Gobierno, tres de los quince casos de asesinatos machistas que han tenido lugar en lo que va de 2017 se han producido en la Comunitat Valenciana, y todos ellos esta última semana: uno en el Campello el pasado domingo y dos en València y Gandia que tuvieron lugar ayer.

En la capital valenciana, una mujer de 48 años falleció tras ser arrojada por una escalera, por lo que fue detenido un hombre de 55 años, que mantenía relaciones con la víctima, según el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. Tanto sobre el detenido como sobre la víctima pesaban sendas órdenes de alejamiento, aunque en ambos casos con anteriores parejas, no entre ellos, y ambos tenían antecedentes, según han informado desde la Delegación del Gobierno.

Por otra parte, ayer fue detenido en Móstoles (Madrid) un hombre por asesinar presuntamente a su expareja, una guardia civil retirada por enfermedad, que ayer por la tarde fue hallada muerta en un domicilio de Gandia.

El detenido había estado recientemente con la víctima, incumpliendo de esta forma una orden de alejamiento que tenía sobre ella.

Según fuentes de la investigación, la mujer, de 47 años y nacionalidad española, se encontraba en el interior de una bañera, con una toalla cubriéndole el cuerpo y un plástico en la cara, con el baño desordenado y el mobiliario roto.

En El Campello (Alicante), una mujer de 79 años murió apuñalada presuntamente por su marido, de 86, en una residencia de personas mayores situada en la playa de Muchavista. El marido, que fue detenido, presuntamente agredió a su mujer con un arma blanca y posteriormente se autolesionó, por lo que fue hospitalizado.