Detenido en Francia el sospechoso de matar a la turista francesa en Barcelona

Gendarmería (Archivo)

sociedad

| 18.11.2014 - 12:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Gendarmerie han detenido hoy en Francia al compañero sentimental de la turista francesa de 19 años que el pasado domingo fue encontrada muerta en una habitación de un céntrico hotel de Barcelona, acusado de un delito de homicidio.

Según han informado a Efe fuentes cercanas al caso, el detenido, de 24 años, que ya había sido identificado por los Mossos d'Esquadra como principal sospechoso de matar a la chica, ha sido arrestado esta mañana por la policía francesa en el país galo.

La joven turista francesa fue hallada sobre las 12.30 horas del domingo en su habitación del hotel Olivia Plaza, situado en la céntrica Plaza de Cataluña de Barcelona, en la cama, tumbada boca abajo, tapada con una sábana llena de sangre y con heridas de arma blanca.

En la habitación, los Mossos d'Esquadra también encontraron una nota redactada en francés, cuya autoría y contenido están analizando los investigadores.

Los Mossos d'Esquadra, que mantienen todas las hipótesis del caso abiertas, lograron identificar al acompañante de la víctima, un joven francés de 24 años, y le buscaban como principal sospechoso de la muerte de la chica, si bien daban por hecho que había podido huir a Francia, como ha sido confirmado.

Finalmente, agentes de la Gendarmerie han dado con el paradero del chico y lo han detenido esta mañana, acusado de un delito de homicidio.

La joven pareja se había desplazado a Barcelona para pasar el fin de semana, según las fuentes cercanas al caso.

Se da la circunstancia de que los familiares del detenido y de la víctima habían denunciado ante la policía francesa su desaparición, ya que no sabían que habían viajado a Barcelona.

De esta forma, el detenido figuraba en una lista de desaparecidos de la policía francesa