Detenido el cabecilla de una red de narcotraficantes sobre el que pesaba una orden internacional

Se trata de Roberto Carlos Gómez Herrera, alias "Huevo"

Quiso meter 1.000 kilos de cocaína en España

Detención de Roberto Carlos Gómez Herrera, alias "Huevo"

sociedad

| 06.07.2017 - 14:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

La Policía ha detenido en Madrid al jefe de una red internacional de narcotraficantes buscado por las autoridades brasileñas y responsable del intento frustrado de introducir 1.000 kilos de cocaína en Europa, a través del puerto de Amberes, con destino a España. Según ha informado la Policía Nacional en un comunicado, el detenido estaba oculto en un inmueble de la capital de España del que salía en muy contadas ocasiones y donde planeaba su huida a otro país con documentación falsificada.

Fuentes de la investigación han precisado a Efe que el detenido es Roberto Carlos Gómez Herrera, alias "Huevo", de nacionalidad colombiana y que el arresto se produjo el viernes 2 de julio.

Pesaba sobre él una Orden Internacional de Detención dictada por Brasil y el arresto ha sido posible gracias a la cooperación entre la Policía Nacional de España, la Dirección de Inteligencia Policial de la Policía Nacional de Colombia, la Policía Federal de Brasil e Interpol (DIPOL).

Estaba reclamado por delitos de tráfico internacional de drogas y pertenencia a organización criminal a raíz de que, gracias a una investigación conjunta de Colombia y Brasil, se supo en noviembre de 2016 que una red de narcos planeaba un envío de una importante cantidad de droga.En concreto, pretendían hacerlo en bloques de granito de grandes dimensiones transportados en contenedores marítimos a través de la ruta Río de Janeiro-Amberes y con destino final España.

Así, se intervinieron en el Puerto de Amberes (Bélgica) dos contenedores que transportaban bloques de granito puro que contenían en su interior más de 1.000 kilos de cocaína ocultos a través de perforaciones cilíndricas y realizadas con un alto grado de sofisticación.

Fruto de la investigación, se averiguó que el fugitivo detenido en nuestro país era el líder de una organización criminal internacional compuesta por ciudadanos de diferentes nacionalidades y el responsable de la coordinación, supervisión y financiación de toda la operación del envío de la sustancia estupefaciente desde Sudamérica a Europa.

La red trabajaba desde Brasil, donde simularon dedicarse a la exportación de bloques de granitos de hasta 22 toneladas.

El "Huevo" era ya conocido por las autoridades colombianas ya que, tras la detención de los máximos cabecillas de una de las organizaciones criminales transnacionales más poderosas de Colombia en 2012, se hizo con el control de la mayoría de las rutas del narcotráfico desde Colombia y Sudamérica hacia Europa.

Gracias a la coordinación internacional, seis de los integrantes de la red fueron detenidos en Colombia y Brasil y se sospechaba que el líder podría ocultarse en España.

Así, el pasado mes de abril la Dirección de Inteligencia Policial de la Policía Nacional de Colombia, a través de la Consejería de Interior de la Embajada de España en Colombia y del oficial de enlace de la Policía Nacional de España en aquel país, solicitó la colaboración española para localizar y detener al fugitivo.

Tras varias pesquisas los agentes averiguaron que el fugitivo se hallaba oculto en un piso de Madrid, donde fue detenido, frustrando sus inminentes planes de huida a otro país.