Detenida una mujer por intentar secuestrar a un niño de 3 años en Santander

Policia Nacional

sociedad

| 02.09.2014 - 13:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80%
No
20%

Una mujer de 52 años, "con las facultades mentales posiblemente perturbadas", ha sido detenida por intentar secuestrar a un niño de 3 años que paseaba con sus padres en la calle Burgos de Santander.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo sobre las 20.30 horas cuando los padres del menor "perdieron de vista un instante" al niño mientras miraban un escapate.

Según ha relatado en un comunicado la Policía Nacional fue en ese momento cuando la mujer, con inicales A.L.Z. y sin domicilio, "aprovechó" para llevarse al niño, que comenzó a llorar y resistirse, lo que llamó la atención de unos agentes que realizaban labores de seguridad ciudadana en la zona.

La Policía Nacional ha explicado que la mujer llevaba al niño agarrado de tal forma que "no podía moverse" y al ser preguntada qué ocurría por los integrantes de la dotación policial contestó "que la dejasen en paz, que era su hijo y que se lo llevaba a casa".

Los agentes consiguieron arrebatar al niño de los brazos de la mujer y entonces el menor les dio su nombre y el de sus progenitores y les dijo que "no conocía de nada a la mujer".

Según la Policía, en ese momento, la mujer "cambió la versión" y les dijo que no era su hijo, sino su nieto, y les relató que se lo habían quitado a su hijo y que ella iba a devolvérselo.

A través de la Sala del 091 se realizaron gestiones para localizar a los padres, que resultaron infructuosas.

Según el relato de la Policía, éstos, "muy asustados", habían estado buscando a su hijo por los alrededores desde que se percataron de su falta y finalmente se acercaron a los policías para denunciar la desaparición y hallaron al niño con ellos.

El niño fue reintegrado a sus padres en custodia y la mujer arrestada por un delito de detención ilegal.