Descubierta la molécula que propaga el Sida

El virus penetra en las células gracias a sus gangliósidos

Se abren nuevas vias para diseñar tratamientos que erradiquen el virus

Se ha identificado en el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa

sociedad

| 25.04.2012 - 14:32 h

Manuel Muinelo Fernández

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Son investigadores españoles. En concreto científicos del Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa. Ellos han conseguido desnudar al Sida al destaparle lo que hasta ahora ocultaba: su manera de extenderse por el cuerpo. Han conseguido localizar a las móleculas con las que el virus penetra en las células y que se encuentran en la cubierta del virus. Se llaman gangliósidos. Según el coordinador del estudio Javier Martínez-Picado los virus se esconden en las células dentríticas y los trasladan por todo el sistema inmunitario a los ganglios, donde el virus destruye nuestras defensas. Bloquea las células inmunitarias, las mata y consigue sobrevivir.

Si diseñaramos un fármaco capaz de anular la molécula descubierta habremos dado un paso de gigante. Hasta ahora los fármacos existentes frenan al virus pero no lo curan. Cuando abandonamos el tratamiento el sida resurge. Esto es según Martínez-Picado porque el virus se aloja en reservorios del organismo, unos depósitos sobre los que se considera que podrían actuar los inhibidores de esta molécula descubierta.

Siguiendo esta nueva diana terapeútica los investigadores del IrsiCaixa, instituto impulsado por la obra social La Caixa y por la Generalitat , trabajarán en fórmulas para crear fármacos o vacunas que bloqueen la interacción entre el virus y las células dentríticas.

¿Está pues cerca la vacuna o el fármaco que bloquee esa molécula? No tanto como quisiéramos. Los ensayos en animales han comenzado hace cuatro meses y esto son procesos costosos que pueden tardar entre 10 ó 15 años. Al menos, este prometedor camino, ya se ha iniciado.