Desarticulado en Zaragoza clan que distribuía cocaína adquirida en Madrid

Coche policial (Archivo)

sociedad

| 25.07.2015 - Actualizado: 23:17 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Veintidós personas detenidas y más de 7 kilos de cocaína adquirida en Madrid , 33.000 euros y una flota de vehículos intervenidos es el resultado de una operación antidroga en la que se ha desarticulado una organización de narcotraficantes que operaba desde hace años en Zaragoza.

La operación antidroga, denominada Arcilla, comenzó en noviembre de 2014 y ha concluido esta semana con la detención de los últimos cuatro integrantes de la organización, que estaba formada fundamentalmente por colombianos, aunque también hay ecuatorianos y españoles, con edades entre 30 y 63 años.

El inspector jefe del Grupo Primero de Estupefacientes de la Policía Judicial de Zaragoza, Ángel Muñoz, ha explicado hoy el alcance de las detenciones, que se han llevado a cabo en tres fases, y ha destacado que su importancia radica en que se ha desarticulado a toda una organización de traficantes, desde sus jefes hasta los vendedores.

Entre los detenidos se encuentra el responsable de un taller mecánico, ubicado en el polígono industrial de La Cartuja, en el que la banda preparaba los vehículos con "caletas", habitáculos camuflados para transportar la droga que adquirían en Madrid. El inspector ha señalado que la preparación de estos habitáculos era minuciosa y que en algún caso han tenido prácticamente que desmontar pieza a pieza el vehículo para encontrar la droga.

En abril pasado se produjeron las tres primeras detenciones, entre ellas la de la ciudadana colombiana M.E.C.L, quien vendía la droga desde su domicilio en la calle Condes de Aragón, en el barrio de La Romareda. Otras nueve detenciones se llevaron a cabo en mayo y se logró descabezar a la cúpula de la organización, integrada por un clan familiar conocido como Los Insuasti, de origen colombiano.

En esta actuación se practicaron múltiples registros en los barrios de La Almozara, Torrero y San José, así como en Utebo, y se incautaron de cuatro kilos de cocaína. En julio ha concluido la operación con la detención de diez personas más, cuatro de las cuales han pasado esta semana a disposición judicial, y la localización de 1,6 kilos de cocaína en una sofisticada "caleta" de uno de los vehículos utilizados para el transporte de la droga.

La droga incautada tendría un valor de en torno a 400.000 euros, según el jefe policial, quien ha resaltado que la organización, a la que no se le han incautado armas de fuego, tenía una estructura muy jerarquizada y especializada, con un alto grado de distribución de tareas.

La policía les ha intervenido, además de la cocaína, varios kilos de sustancia para su adulteración, prensas mecánicas, balanzas de precisión, batidoras, envasadoras y otros efectos para la distribución de la droga.