Desarticulada una organización dedicada a la explotación sexual de mujeres

sociedad

| 12.06.2016 - 10:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Agentes de la Policía Nacional, en colaboración con policías franceses, paraguayos y la Agencia Estatal de Administración Tributaria en Navarra, han desarticulado una organización internacional dedicada a la captación de mujeres sudamericanas para su explotación sexual en Francia y España.

En total, han sido detenidas catorce personas, dos de las cuales se encuentran ya en prisión, y liberadas siete mujeres en Pamplona y Nantes (Francia), localidades en las que trabajaba la red.

La operación, que se ha desarrollado de forma simultánea en España, Francia y Paraguay y ha contado con el apoyo de Europol, constituye para el Ministerio de Interior "un hito en la cooperación policial internacional" al permitir trabajar de manera conjunta a los agentes des distintos estados y desarticular así una organización criminal.

La investigación, indica Interior en un comunicado, se originó a finales de 2015 a partir de la llamada de una de las víctimas al teléfono 900 10 50 90, habilitado por la Policía Nacional para casos como este. A partir de esta información los agentes iniciaron la investigación y las primeras pesquisas les llevaron hasta una organización constituida en torno a un clan familiar y dedicada a la trata y explotación sexual de mujeres.

Éstas eran captadas principalmente en Paraguay y posteriormente trasladadas a Europa, donde se veían obligadas a ejercer la prostitución en pisos y locales de Pamplona, y en las localidades francesas de Nantes y LaRoche-Sur-Yon.

Miembros de la organización asentados en Ciudad del Este (Paraguay) se encargaban de captar a las mujeres con falsas promesas de un trabajo en España como masajistas, empleadas domésticas o de supermercados.

Todos los gastos generados por el traslado y la gestión de documentos corrían por cuenta de la organización pero las mujeres se comprometían a abonar una "cuantiosa deuda con los beneficios que obtuvieran de su trabajo". Para asegurar su entrada en Europa, eran aleccionadas sobre cómo actuar en presencia de los agentes, cómo vestirse y las respuestas que debían dar en los controles para parecer turistas.

Su viaje empezaba en la ciudad paraguaya de Asunción con destino a Sao Paulo (Brasil) y desde allí entraban en territorio Schengen a través del aeropuerto de París. A partir de ese momento algunas de ellas eran trasladadas hasta Nantes y otras volaban a España, en concreto al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Ya en España o en Francia, eran trasladadas a pisos o locales de alterne donde se les informaba de su verdadero trabajo y de la deuda que habían contraído, en torno a 3.000 euros cada mujer, y se les daban las instrucciones sobre cómo debían vestirse y comportarse con los clientes, sus horarios de trabajo y el precio de los servicios.

Interior subraya que las víctimas estaban sometidas a un control absoluto y en todo momento eran acompañadas por una persona. En total, la Policía Nacional con la Agencia Estatal de Administración Tributaria en Navarra y el apoyo de Europol ha realizado cinco registros en Pamplona, en tres domicilios y dos centros de masajes, ha liberado a cuatro víctimas y detenidos a 9 miembros de la organización, uno ya en prisión.

Simultáneamente en Francia se registraban un domicilio y dos casas de citas, liberaron a tres mujeres y arrestaron a otros tres miembros de la red, uno ya también en la cárcel. Por su parte, en Paraguay se realizaron al mismo tiempo otros dos registros en un domicilio y la agencia de viajes utilizada por la organización y se detenía a dos implicados.