Desarticulada una banda de traficantes que actuaba en Málaga y Huelva

Detenidas 12 personas,entre ellas al mayor traficante de hachís de Europa

sociedad

| 15.11.2011 - 11:56 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional de Estepona (Málaga) ha llevado a cabo una operación contra una organización de narcotraficantes, afincados en Huelva. En ésta han sido arrestadas doce personas, entre las que se encuentra uno de los mayores traficantes de hachís de Europa, A.S.A., de 33 años.

OPERACIÓN POLICIAL

La investigación comenzó el pasado junio y se centró en la desarticulación de una red dedicada a la introducción de droga en lanchas neumáticas, a través de puertos de distintas localidades de Málaga y Huelva.

El pasado agosto, la Guardia Civil intervino 3.620 kilos de hachís que acababan de ser introducidos en unos astilleros de Isla Cristina (Huelva) a bordo de una embarcación neumática cuyos tripulantes se habían disfrazado de guardias civiles para no levantar sospechas.

Dos días después, agentes de la Policía Nacional localizaron y detuvieron en Estepona al máximo responsable de la organización, A.S.A, quien tenía en vigor una orden de ingreso en prisión por un delito contra la salud pública desde 2010.

En el registro de su domicilio se intervinieron alrededor de 26.000 euros en efectivo, cerca de sesenta teléfonos móviles, diversa documentación y tres ordenadores.

El análisis del material intervenido permitió a los investigadores detener a finales del pasado octubre a un agente de la Guardia Civil como supuesto autor de un delito de revelación de secretos, por haber facilitado supuestamente a la organización datos de vehículos y de sus propietarios.

En la investigación se han llevado a cabo cinco registros domiciliarios y se han intervenido cuatro vehículos, una moto de agua, una motocicleta, 27.000 euros y un centenar de teléfonos móviles, entre otros efectos.