Decapitan a un exfutbolista brasileño en Río de Janeiro

Su cabeza fue dejada dentro de una mochila en la puerta de su vivienda

El futbolista brasileño (Archivo)

sociedad

| 30.10.2013 - 08:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El exfutbolista brasileño Joao Rodrigo Silva Santos fue asesinado en Río de Janeiro y, tras ser decapitado, su cabeza fue dejada dentro de una mochila en la puerta de su vivienda, informaron fuentes oficiales.

La mochila fue encontrada por la esposa del exfutbolista, una agente policial que integra las unidades responsables de garantizar la seguridad en las favelas de esta ciudad brasileña de las que las autoridades han expulsado a bandas de narcotraficantes.

La pareja vivía en Realengo, un barrio de la zona oeste de Río de Janeiro próximo a favelas que aún son controladas por bandas de narcotraficantes. En este mismo barrio se registró la semana pasada una matanza de siete supuestos consumidores de estupefacientes.

Silva Santos, de 35 años, exjugador de clubes brasileños de segunda división como el Bangú, el Madureira y el Botafogo do Distrito Federal y que también desarrolló su carrera en Suecia y Honduras, no tenía enemigos y no había recibido ninguna amenaza, según declaró su mujer.

El exfutbolista, que se dedicaba a la administración de una tienda de productos naturales de su propiedad, fue secuestrado poco después de la medianoche del lunes por dos hombres que se desplazaban en un automóvil, en el que le obligaron a entrar, según testigos.

Fuentes oficiales desvelaron que el asesinato tiene indicios de haber sido una ejecución, ya que la cabeza apareció sin ojos ni lengua.

La Policía Civil del estado de Río de Janeiro ha adelantado que los narcotraficantes que aún controlan algunas de las favelas de la zona norte de esta ciudad podrían ser responsables del homicidio.

Además de investigar a los posibles autores, la policía también está concentrada en los trabajos para encontrar el resto del cuerpo de Rodrigo.