David Beckham acompaña a los Duques de Cambrigde

sociedad

| 09.07.2011 - 16:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Los Príncipes Guillermo y Catalina ya están en Los Ángeles, su última parada en el viaje oficial, y cómo era de esperar una caja de sorpresas, aunque ésta vez los sorprendidos han sido ellos, gracias a la presencia de una estrella.

En un principio, una gran lista de estrellas de Hollywood se iba a encargar de demostrar a los Duques de Cambrigde por qué es la meca del cine, pero antes de que la cita tuviese lugar, una estrella del mundo del fútbol se adelantó para dar la bienvenida a Guillermo y Catalina.

El protagonista indiscutible fue David Beckham, que a pesar de que su mujer está a punto de convertirse en mamá y su presencia no estaba prevista, sorprendió a la pareja en la recepción privada en la casa del consúl británico en Hancock Park.

David y Guillermo charlaron animadamente en su reencuentro, una imagen que ha dado ya la vuelta al mundo. 'Hollywood life' asegura que ambos hablaron sobre su viaje oficial y sobre la futura paternidad de Beckham.

"Me desperté el miércoles con una tonelada de felicitaciones en el buzón de voz de mi telefono por el nacimiento de mi hija. Me volví y le dije a Victoria: ¿Me he perdido algo?", dijo una fuente a 'Sunday Telegraph Royal' sobre la conversación que David y Guillermo tuvieron.

Viendo la imagen es palpable que ambos tuvieron una conversación bastante agradable y una vez más demostraron que el estilismo es su fuerte, sobre todo el del esposo de Victoria que apareció con un exquisito traje, con corbata de topos y una melena la mar de repeinada.

La Princesa Catalina también estuvo en la recepción, pero por primera vez su presencia quedó en un segundo lugar, aunque sí cabe destacar el estilismo en color verde que lució, de manera muy elegante, tal y como nos tiene acostumbrados.