Cuenta atrás para Guillermo y Kate

El príncipe Guillermo pide dos años de tranquilidad

Londres se prepara para la "boda del siglo"

sociedad

| 25.04.2011 - 14:55 h

Manuel Muinelo Fernández

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Aunque ya hemos visto a Guillermo de Inglaterra y su prometida Kate Middleton en diversos actos oficiales no parece que la pareja vaya a prodigarse públicamente mucho una vez que contraigan matrimonio el próximo viernes.

Guillermo ha pedido a la reina Isabel II dos años de tranquilidad antes de entrar plenamente a cumplir con sus obligaciones palaciegas. El objetivo es que su esposa no tenga que someterse a las presiones que en su día tuvo que afrontar su madre Diana de Gales. El príncipe Guillermo quiere fijarse en la trayectoria que su abuela Isabel II ha adoptado a lo largo de su reinado y por eso quiere copiar la vida de su abuela quien tras casarse con Felipe de Edimburgo emprendió un viaje de dos años a Malta mientras su marido servía en la Marina.

Cree así el hijo de Carlos de Inglaterra que es la mejor manera de consolidar su matrimonio antes de que su vida sea centro de atención de todo el pueblo británico.

Para ello han escogido una mansión campestre en un lugar alejado de las obligaciones palaciegas. Se trata de Harewood Park donde establecerán su futuro hogar. Se trata de un conjunto de instalaciones situadas al norte de Gales, que fue adquirido por el Príncipe de Gales en el año 2000. Muchos de sus edificios, entre los que se incluye una capilla, un establo y una mansión han estado abandonados durante 30 años pero ya se han rehabilitado. La vivienda cuenta con seis dormitorios, cinco baños, un vestidor, una sala para cambiarse de ropa, un garaje para cuatro vehículos, un comedor imperial y una sala de columnas jónicas.

La razón por la que Guillermo y Kate pasarán sus primeros años alejados de Londres es porque el destino actual del príncipe como piloto de helicóptero le obliga a permanecer en el norte de Gales y además garantizarían la privacidad que nunca más podrán tener.

Una tranquilidad que llegará una vez que se celebre la boda porque ahora mismo resuenan los ecos de la lista de invitados al enlace que incluye a personajes como el actor Rowan Atkinson, conocido como Míster Bean, y excluye a personalidades como Tony Blair o Gordon Brown.

Londres ya ultima los detalles del enlace. Los novios también aunque no asistieron a la tradicional misa de Pascua con el resto de la familia real. La excusa es que su presencia hubiera despertado una exagerada espectación mediática y a buen seguro que asi hubiera sido ya que el enlace a cuatro días de su celebración ya genera una entrada en internet cada diez segundos.