Cuatro muertos de una misma familia en un incendio en Bilbao

Dados de alta tres de los nueve heridos

sociedad

| 27.05.2017 - 09:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Un matrimonio de 26 y 24 años y sus dos hijos, de unos tres y cinco años, han fallecido en el incendio del edificio en el que vivían en el barrio bilbaíno de Zorroza, que ha obligado además al traslado al hospital de otras nueve personas, dos de ellas en estado muy grave. Los vecinos han explicado que el matrimonio vivía en la buhardilla, junto a los padres de él, que residen allí "de toda la vida".

El hombre fallecido se llamaba Joaquín Giménez Pinto y se dedicaba a la venta ambulante. De su mujer solo han aportado el nombre de Rocío. Aunque en un principio se informó de que habían muerto un bebé y un adolescente, los hijos de la pareja tenía unos tres y cinco años, han explicado vecinos y familiares.

Todavía no hay identificación oficial de los cadáveres de las cuatro víctimas, todas ellas de etnia gitana, al igual que los heridos, según han precisado en el lugar de los hechos los vecinos del edificio de enfrente. El fuego se ha desatado sobre las seis y media de la mañana en este antiguo edificio, de dos alturas más buhardilla y estructura de madera, ubicado en la calle Barinaga, 7. En total vivían en el inmueble entre veinte y veinticinco personas.

Se desconoce el origen del incendio, aunque, según el alcalde de Bilbao, el cuadro eléctrico estaba instalado ordenadamente. Los vecinos han narrado a la prensa que les han despertado los gritos a las seis y media de la mañana. "Han sido momentos de pánico. Hemos intentado entrar pero era imposible hacer nada. Las llamas no nos dejaban acercarnos".

Mientras, veían como varios niños y adultos "saltaban por la ventana". El parte médico ha confirmado que varios heridos presentaban lesiones por precipitación desde altura.

Entre la impotencia, los vecinos se han quejado de la tardanza de los bomberos en llegar, así como que, una vez en el lugar, "han tardado cuarenta minutos en entrar a la casa, mientras se ponían las mascarillas y los equipos".

Según el ayuntamiento, el aviso se ha recibido a las 6:34 y ocho minutos después los bomberos estaban en el lugar. Para las ocho y cuarto el fuego estaba controlado.

A las doce de la mañana los bomberos han terminado de sacar los cuatro cadáveres del edificio, algunos por el hueco en el tejado, ya que el inmueble está parcialmente derrumbado por dentro. Los bomberos siguen allí revisando los escombros y enfriando el edificio para evitar que se reavive el fuego.

DADOS DE ALTA TRES DE LOS NUEVE HERIDOS EN EL INCENDIO

Tres de los nueve heridos hoy en el incendio del barrio de Zorroza (Bilbao) en el que han muerto un joven matrimonio y sus hijos han sido dados de alta al evolucionar favorablemente de sus lesiones.

Así lo señala el último parte médico emitido por el Servicio Vasco de Salud a las 18:30 horas de hoy en el que señala que los dos heridos de mayor gravedad, los padres y abuelos de los fallecidos, persisten en esta situación, ingresados en la Unidad de Grandes Quemados del hospital de Cruces-Barakaldo.

Según dicho parte, el padre y abuelo de las víctimas mortales del incendio presenta quemaduras en el 30% del cuerpo, con lesiones por precipitación desde altura con pronóstico "muy grave".

Su mujer y madre y abuela de los fallecidos, se encuentra en situación "inestable" con quemaduras en el 60% del cuerpo por lo que su estado también es de "muy grave".

Dos de los cuatro niños que ingresaron esta mañana en el citado centro sanitario han sido dados de alta, al igual que un tercero, trasladado al hospital de Basurto en Bilbao.

Otros dos niños de 10 años, ingresados en Cruces, permanecen en el centro, afectados por inhalación de humo, el primero, y el segundo, con una fractura en un pie de la que será intervenido para reducírsela.

En el hospital de Basurto permanece ingresado un joven de 21 años con afectación por inhalación de humo tóxico y lesiones en tobillo, cadera y columna y su pronóstico es de reservado.

Por último, en el hospital de San Eloy, en Barakaldo, sigue ingresada una joven de 23 años con pronóstico grave por fractura en vértebra lumbar. También ha sido intervenida de fracturas que presentaba en sus extremidades inferiores causadas al saltar al vacío para huir de las llamas.

Si no se producen novedades en el estado de los heridos de mayor gravedad, no habrá un nuevo parte médico hasta mañana a la mañana.