Cuarenta y dos detenidos de una red por estafar a empresas accediendo a sus correos

Pedofilia (Archivo)

sociedad

| 05.05.2016 - 11:07 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha desarticulado una red centralizada en Nigeria y con ramificaciones en España y Reino Unido en una operación en la que ha detenido a cuarenta y dos personas que consiguieron transferencias de entre 20.000 y 1.800.000 euros tras obtener las claves de correos electrónicos de empresas.

El operativo estaba abierto esta mañana, según ha informado el director general de la Policía, Ignacio Cosidó, durante su intervención en la Conferencia Internacional "Integrity & Compliance", organizada por Ernst&Young.

Ha explicado que los cabecillas son nigerianos y durante el operativo, fruto de dos años de trabajo, se han intervenido cien cuentas bancarias, patrimonio de los responsables y medio millón de euros en registros efectuados en España.

De las pesquisas se ha determinado que la media que estafaban en cada una de sus intervenciones era de 600.000 euros mediante transferencias bancarias por internet tras hacerse con claves de correos de responsables de empresas.

Según ha informado Ignacio Cosidó, la organización contaba con "hackers" para acceder a dichas claves y en algunos casos suplantaban la identidad de sus titulares ante entidades bancarias para realizar las transferencias y en otros interferían operaciones en curso de la compañía a través de los correos que controlaban para desviar los envíos de dinero.

Además generaban una actividad piramidal de tal forma que enviaban correos a todas las direcciones y contactos que tuviera la víctima con documentos adjuntos para cuyo acceso pedían las claves de cada uno de los destinatarios con lo que accedían a otras muchas cuentas.

Además de los "kackers" tenían "captadores" de medianos empresarios que a cambio de comisiones usaban para que realizaran transferencias a la organización. Igualmente tenían dos "facilitadores", en palabras de Cosidó, que también han sido detenidos, que se encargaban de dar a empresas que se prestaban a actividades de blanqueo de dinero facturas falsas y justificantes que dieran apariencia de legalidad a las operaciones dinerarias.

Por último contaban con "transportistas" que llevaban el dinero que recogía el responsable de esta parte de la red en un locutorio y que llevaban en avión a Nigeria ocultando los billetes dentro de sus ropas y en sus equipajes. Los agentes se han incautado de 135.000 euros detectados cuando iban a salir de España por esta vía.

Cosidó ha explicado que Interpol investiga si esta organización tiene derivaciones en más países y ha puesto esta operación como ejemplo de cómo se está transformando de una forma muy acelerada el crimen organizado, lo que está obligando a cambiar las estrategias de las Fuerzas de Seguridad y cómo así como desciende el número de delitos violentos aumenta los cibernéticos.