Cruz Roja desarrolla un proyecto terapeútico contra las adiciones basado en el arte

El proyecto presentado hoy en Madrid busca la reinserción a través de la creatividad

sociedad

| 28.06.2016 - 15:13 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cruz Roja Española Comunidad de Madrid presentó hoy el proyecto 'Rotos y Costuras', destinado a las personas que se encuentran en tratamiento en programas de adicciones para fortalecer sus capacidades creativas y como parte de su proceso terapéutico.

La coordinadora del proyecto, Elena González, destacó que se trata de "un trabajo terapéutico enfocado al volcado de sentimientos y expresiones a través de la pintura y del arte", de manera que puedan "expresar sentimientos que con palabras no podemos hacer normalmente".

Asimismo, González explicó que el nombre del proyecto hace referencia a que "las adicciones rompen a la gente de una manera muy profunda, pero podemos coserlo, de manera individual y de manera colectiva". En este sentido aseguró que "hay que luchar contra el estigma de una enfermedad común, que vive con todos nosotros pero que cuando caes en ella se produce una especie de rechazo de ellos mismos sobre ellos mismos y sobre el resto de las personas".

Aunque el proyecto se presentó hoy en Madrid, se viene desarrollando durante los últimos meses, como continuación del trabajo de arte terapéutico 'Enganchados al arte'.

El doctor Gregorio Martín, adjunto a la dirección del Departamento de Salud de Cruz Roja Madrid, declaró que las seis mujeres y el hombre que participaron en la terapia contaron con "la colaboración de una diseñadora profesional que se ha encargado de la parte técnica a la hora de diseñar el traje, pero siempre respetando y trasladando las ideas que tenían las propias personas".

PROYECTO MUY PROVECHOSO

Marisa Ortega, una de las participantes de la terapia, relató que en un primer momento no tenía intención de acudir a esta terapia, pero dijo que "ha sido muy positivo, algo completamente diferente a lo que ya había hecho antes" y afirmó que se encontró "muy arropada y muy apoyada" al estar con "gente que sabía lo que yo estaba pasando".

Por último, Helena, cuyo diseño contenía un tocado en forma de ancla representando "los problemas que vengo arrastrando desde mi infancia, que en vez de enfrentarme a ellos los he ido acumulando, hasta que decidí romper las cadenas (señalando las cadenas que rodeaban su cuerpo) y liberarme de todo", señaló que el proyecto le ayudó a "encontrarme a mi misma, a valorarme, a respetarme y a ver que hay más cosas en la vida".