Crean una 'segunda piel' que elimina las arrugas y rejuvenece

Esta "piel artificial" se pega como una película y acaba con arrugas y bolsas en los ojos

Tiene la mitad del grosor de un billete y es casi imposible detectarla a simple vista

En el Hospital de Getafe se investiga piel artificial para quemados

sociedad

| 10.05.2016 - 12:45 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Un equipo del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) han desarrollado una piel artificial que encaja como un guante en cualquier parte del cuerpo, una segunda piel que podría ser la solución definitiva a las arrugas.

Las arrugas son inevitables a medida que envejecemos, pero una gran mayoría prefiere evitarlas en la medida de lo posible. Se han ideado todo tipo de cremas para combatir las arrugas, pero sus resultados son resultados discutibles e insuficientes.

Ahora, gracias a un reciente estudio publicado en Nature Materials, las operaciones y los potingues pueden pasar a mejor vida gracias a una segunda piel artificial que elimina las arrugas, las bolsas de los ojos, y otras imperfecciones en nuestra piel.

COMO UNA FINA PELÍCULA

Se trata de una película llamada XPL, que es lo suficientemente resistente y flexible como para soportar los movimientos constantes de nuestra cara, pero que, aún así, se pega completamente a nuestra piel haciendo que parezca que tiene una firmeza que no tiene.

El secreto de esta segunda piel es que en realidad está compuesta de dos materiales diferentes; primero hay que aplicar una capa de polisiloxano, un tipo de polímero semejante a una capa de silicona transparente. Esta es la capa que permanecerá en contacto con la piel y la que permite aplicar un segundo material.

A continuación se aplica un catalizador de platino, que reacciona con el polímero y reordena las moléculas en una malla rígida, que evita que la piel que está justo debajo se arrugue. En total, esta segunda piel tiene un grosor de apenas 70 mm, la mitad del grosor de un billete, así que es casi imposible detectarla a simple vista; los que la han llevado, aseguraron que no la notaron encima, haciendo honor al título de “segunda piel”.

ELIMINA LAS ARRUGAS

Las pruebas en seres humanos ya han comenzado, y los resultados sorprendieron a sus creadores, que inicialmente estaban buscando una manera de mantener hidratada la piel.

En ese sentido el experimento no fue un gran éxito, pero eso no importó en cuanto vieron que la capa era capaz de ocultar los efectos de la edad en la piel, como las arrugas y las bolsas bajo los ojos. Para asegurarse de que el cambio era real, realizaron fotografías 3D de la superficie de la piel de los voluntarios, y comprobaron que una vez que cuatro horas después de aplicar el XPL, la piel era el doble de lisa.

Al desarrollo, que ya lleva nueve años de trabajo, aún le queda mucho por delante, sobre todo porque para que llegue al mercado primero tendrá que convencer a las autoridades sanitarias de que llevar encima una capa semejante no supondrá problemas mayores para nuestra piel.

EN MADRID SE INVESTIGA PIEL ARTIFICIAL PARA PERSONAS QUEMADAS

Isabel Sánchez Muñoz, investigadora del Banco de Tejidos del Hospital Universitario de Getafe, explica en Telemadrid el alcance de este avance médico, aún en fase de investigación, que podría acabar con los actuales tratamientos estéticos e incluso con la cirugía plástica.

Sánchez Muñoz explica también como aquí en la Comunidad de Madrid, concretamente en su hospital, el de Getafe, un equipo de investigadores está trabajando con un modelo experimental de piel artificial, sobre todo para personas quemadas.