Conseguir una "tableta de chocolate", lo último en cirugía estética para hombres

Los expertos advierten: es una operación poco probada y con muchos riesgos

Cirujanos brasileños ya hacen implantes de este tipo por 6.000 dólares

Un personaje de la televisión británica, el primero en dar a conocer este tipo de cirugía

sociedad

| 23.09.2011 - 14:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Son los primeros pacientes pero seguramente no serán los últimos en someterse a este tipo de intervención quirúrgica con fines estéticos: el implante de silicona simulando unos abdominales perfectos. Se trata de una cirugía totalmente novedosa y experimental, y llena de riesgos, tal y como sugiere el cirujano plástico Rubén García-Guilarte, experto en implante de gemelos y pectorales en hombres. Para el doctor García-Guilarte se trata de una operación poco experimentada, con una tasa de fracaso en torno al 30 e incluso al 50% de los casos, y que él mismo confiesa no estar dispuesto a hacer.

La moda por la "tableta de chocolate" ha llegado al Reino Unido de mano de un excéntrico personaje, el paparazzi australiano afincado en el Reino Unido Darryl Lyons. Concursante del Big Brother británico, en su última edición, las cámaras captaron el momento en que Mr.Paparazzi, que así se le conoce, mostraba orgulloso sus implantes abdominales en un vientre ya de por si grande y redondo... La noticia ha sido comentada profusamente en los programa de televisión británicos, e incluso en Australia y Estados Unidos.

Cirujanos brasileños ya están haciendo esta cirugía, a partir de los 6.000 dólares. Curiosamente no sólo la demandan quienes no están en forma, también entre los deportistas hay casos de quienes quieren así, tal vez con menos esfuerzo, lograr la silueta que desean.

Y es que la tableta de CR9 no es fácil de conseguir... si no se quieren hacer las 3.000 abdominales que el jugador del Real Madrid hace cada día, tal vez el bisturí dé otra oportunidad a los más perezosos.