Comienza la 'cuenta atrás' para el 'regreso' del Mars 500

El proyecto que simula un viaje a Marte se inicio el 3 de junio de 2010

Sus seis tripulantes han estado más de 500 días aislados

El viernes 'regresan' a la Tierra para ser sometidos a pruebas durante 4 días

sociedad

| 03.11.2011 - 12:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El proyecto 'Mars 500', que se inició el 3 de junio de 2010, y simula un viaje de ida y vuelta a Marte, ha comenzado la cuenta atrás para su 'regreso' a la Tierra. Sus seis tripulantes tras más de 500 días aislados en una nave con las mismas condiciones que habría en el espacio exterior, volverán el viernes a 'tomar tierra firme'. Los astronautas tendrán que permanecer cuatro días sometidos a pruebas médicas antes de volver a la normalidad.

A lo largo de casi un año y medio una tripulación compuesta por dos astronautas de la Agencia Espacial Europea (ESA), el italo-colombiano Diego Urbina y el francés Romain Charles; los rusos Sukhrob Kamolov, Alexei Sitev y Alexandr Smoleevski; y el chino Wang Yue, han simulado un viaje hasta Marte, un aterrizaje en el planeta y han llevado a cabo varias salidas en un terreno que de las mismas características de la superficie marciana.

Además, se han enfrentado a la monotonía del día a día en una nave; el retraso en las comunicaciones (hay 14 minutos de retraso en las comunicaciones); y a la ausencia total de luz diurna en un habitat sin ventanas; condiciones que soportarían en un viaje real.

La agencia espacial ha destacado que el comportamiento humano es el escollo que más preocupa a los expertos a la hora de estudiar si se podría llevar a cabo una misión tripulada al planeta Rojo. El proyecto cuenta con la ayuda de varios psicólogos, entre ellos la española Rosa María Baños, que han observado cómo se ve afectada la relación entre los miembros de la tripulación durante estancias prolongadas en espacios cerrados y en condiciones de estrés.

En el caso de este experimento los expertos han podido observar "un equipo unido y estable" y, durante los más de 500 días de trabajo "no se han producido conflictos importantes". Al respecto, Baños ha explicado que "esta es una experiencia única para los astronautas, para la que se han estado preparando durante años" por lo que "ninguno va a hacer nada que tire todo por la borda".

Así, uno de los trucos para que el ánimo de los tripulantes no decaiga es "cargarlos" de actividades, según han indicado los expertos. La tripulación ha estado llevando a cabo docenas de experimentos, generando datos que ayudarán a los científicos, ingenieros y controladores a evaluar a qué deberán enfrentarse los viajeros del futuro.

FASES DEL PROYECTO

La ESA ha explicado que los módulos de aislamiento en el que han estado los astronautas reproducen "hasta el último detalle de un viaje interplanetario". Concretamente, apunta que la nave está compuesta por cuatro cilindros interconectados, con un volumen total de 550 metros.

La primera fase comenzó en junio de 2010 y finalizó en enero de 2011, fecha en que la tripulación llegó a la 'órbita marciana', donde les esperaba un módulo de aterrizaje cargado de suministros.

Una vez en órbita, Urbina, Yue y Smoleevskiy se mudaron al nuevo módulo después de transferir los suministros a la nave principal. Allí, iniciaron el 'descenso' hasta la superficie marciana e iniciaron su estancia en el planeta, realizando tres paseos espaciales en los que recogieron muestras de terreno, hicieron experimentos científicos y exploraron el entorno con un rover.