Comienza el mayor "éxodo" de coches del año, con 13,5 millones de viajes

La gasolina y el gasóleo bajan un 1,6% antes del inicio de la Semana Santa

Pocos atascos en las salidas

sociedad

| 27.03.2015 - 09:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

Las vacaciones de Semana Santa han comenzado en las carreteras sin apenas incidencias, en una tarde de viernes en la que apenas se han registrado atascos, salvo a primera hora en las salidas de Madrid hacia Valencia y Extremadura y a última hora en las vías de Barcelona.

Según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT), desde las 15.00 horas, cuando se ha puesto en marcha el dispositivo especial de Tráfico, y hasta las ocho de la tarde una persona ha perdido la vida en accidente de circulación.

Cerca de las 20.00 horas solo algunas vías de la provincia de Barcelona sufrían una importante afluencia de vehículos que ralentizaban la circulación, como la B-20 y la B-10 en la Ciudad Condal; la B-30 en Barberá del Vallés; la B-23 en Sant Feliu de Llobregat, y la C-58 en Sant Quirze del Vallés.

Fuera de esta provincia, la única carretera con problemas a esa hora era la A-44 en Granada, con seis kilómetros de atascos a la altura de la capital.

Durante los diez días que durará el dispositivo especial de Tráfico para estas vacaciones las carreteras soportarán 13,5 millones de desplazamientos de vehículos, un 4,7 por ciento más de los que se registraron en la Semana Santa del año pasado.

Ojo a los excesos de velocidad y a ponerse al volante tras haber consumido alcohol o drogas, porque 1.800 patrullas de la Guardia Civil de Tráfico y doce helicópteros, seis de ellos equipados con el radar Pegasus, vigilarán especialmente esas infracciones.

Como suele ser habitual, las mayores complicaciones se producirán en las salidas de las grandes ciudades en aquellas carreteras que lleven a zonas turísticas de costa, segundas residencias, poblaciones con actos religiosos tradicionales y a las zonas de montaña para la práctica de deportes de invierno.

La operación contará con dos fases: la primera ha comenzado hoy y finalizará a las doce de la noche del domingo 29 de marzo. Durante estos días, Tráfico prevé 3,4 millones de desplazamientos.

Será la tarde de hoy y la mañana del sábado las más conflictivas, con mayor densidad de vehículos desde el centro de la Península a Levante y Andalucía.

Mientras, la segunda fase, con casi 8 millones de viajes previstos, se iniciará a partir del mediodía del miércoles 1 de abril, excepto en la Comunidad Valenciana y Cataluña, que comenzará al día siguiente.

Esta segunda fase finalizará a las 24:00 horas del lunes 6 de abril con la operación retorno, que se desarrollará desde el sábado 5 por la tarde, durante todo el domingo y el lunes de Pascua, día festivo en Baleares, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y La Rioja.

Más de 600 funcionarios y personal técnico especializado de los Centros de Gestión de Tráfico, alrededor de 10.000 agentes de la Guardia Civil y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación, de vías en régimen de concesión y personal de los servicios de emergencia tanto sanitarios como bomberos velarán por la seguridad de los desplazamientos.

Carriles reversibles y adicionales, itinerarios alternativos, paralización de obras y restricción de la circulación de camiones en determinados horarios son otras medidas de la DGT para esta operación, de cuyas incidencias se informará a través del teléfono 011, Internet, en Twitter @informacionDGT, la aplicación de móvil de la DGT y los boletines informativos de las emisoras de radio y televisión.

LA GASOLINA Y EL GASÓLEO BAJAN UN 1,6% ANTES DEL INICIO DE LA SEMANA SANTA

Los precios de la gasolina y del gasóleo han registrado descensos de hasta el 1,6% en la última semana, con lo que rompen nueve semanas consecutivas de encarecimientos y encaran la Semana Santa con un ligero alivio con respecto a las subidas iniciadas en enero. Según datos recogidos a partir del Boletín Petrolero de la Unión Europea (UE), el precio medio del litro de gasolina se sitúa en 1,261 euros, un 0,6% menos que una semana antes, si bien sigue un 12,8% por encima del nivel registrado a mediados de enero.

En cuanto al gasóleo, su precio también ha roto una tendencia de nueve semanas al alza y se ha situado en 1,159 euros el litro, un 1,6% menos que en la semana anterior. En todo caso, este combustible cuesta un 9,7% más que en enero. La escalada de subidas iniciada en enero se ha comido solo parcialmente las bajadas experimentadas por los carburantes desde mediados del año pasado, momento en el que el petróleo inició su abaratamento y pasó de los 114 dólares a mínimos cercanos a los 50 dólares.

La gasolina, que llegó a bajar un 23% con respecto a mediados de 2014, cuesta ahora un 13% menos que en ese momento, mientras que el gasóleo se sitúa en niveles un 14% inferiores a los del año pasado, tras haber bajado hasta un 21%. Esta evolución de precios coincide con un momento en el que el precio del barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se mantiene en torno a los 58 dólares, si bien el euro registra una leve apreciación, hasta los 1,1 dólares, que abarata la adquisición de crudo en la UE.

LLENADO DEL DEPOSITO

Con los niveles actuales, llenar el depósito medio de 55 litros de gasolina requiere 69,3 euros, 40 céntimos menos que hace una semana, mientras que el del gasóleo sigue costando 63,7 euros, un euro menos que hace una semana.

PRECIOS EN LA UE

Los carburantes cuestan en España menos que en la media de la UE, donde el precio de la venta al público del litro de gasolina se sitúa en 1,416 euros y en 1,43 euros en la zona euro. Por su parte, el litro de gasóleo cuesta 1,272 euros de media en la UE y 1,234 euros en la eurozona. El menor nivel de precios finales con respecto a los países del entorno se debe a que España, pese a las subidas del IVA, a los mayores impuestos y a los nuevos gravámenes al biodiésel, sigue contando con una menor presión fiscal.