Comienza el juicio por la peregrina asesinada en León

sociedad

| 13.03.2017 - 16:13 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El juicio por el asesinato de la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem, ocurrido en abril de 2015 cerca de la localidad leonesa de Castrillo de los Polvazares, ha comenzado hoy en la Audiencia de León y se prolongará hasta el 4 de abril con la comparecencia de más de un centenar de testigos. Hoy se ha procedido a la constitución del jurado y a partir de mañana declarará el único acusado, Miguel Ángel Muñoz Blas, que inicialmente se confesó autor de los hechos tras su detención, aunque posteriormente cambió su declaración.

El abogado de la defensa de Miguel Ángel Muñoz, el acusado de asesinar a la peregrina estadounidense Denise Pikka Thiem el 5 de abril de 2015 en León, ha asegurado hoy que espera "sinceramente" que su cliente salga libre, mientras la acusación ve "claro" que "sólo quien la mató podía conocer ciertos detalles".

Ambas partes han hecho estas declaraciones a los periodistas esta mañana a las puertas de la Audiencia Provincial de León, donde ha comenzado el juicio por el asesinato de la peregrina con la constitución del jurado popular.

Aunque no estaba previsto, el acusado, de 41 años, ha acudido a la Audiencia a petición de su abogado para preparar su declaración de mañana.

Su abogado, Vicente Prieto, ha avanzado que el acusado responderá a las preguntas de todas las partes y ha reiterado que existía cierta urgencia por cerrar el caso y que a su cliente se le implicó debido a su perfil. "Esto había que solucionarlo de alguna manera y él tiene un perfil psicológico de persona que vive apartada. Pero si se impone la razón y la justicia yo espero que salga libre, sinceramente", ha insistido.

En cuanto a la declaración en la que confesó haber matado a la peregrina, su letrado ha recalcado que cuando fue detenido se declaró inocente."No sabemos qué ocurrió entre la primera declaración, en la que dijo que era inocente, y la segunda declaración. Trataremos de averiguarlo a través de los informes jurídicos y psicológicos", ha añadido.

Además, ha dicho que su cliente conocía la ubicación del cadáver porque hacía ejercicio por la zona y ya le había llamado la atención el olor, así como que tenía en su poder los algo más de mil cien dólares que pertenecían a la peregrina "porque se los encontró y como nadie los reclamó, se los quedó".

Por su parte, una de las abogadas de la acusación particular, Esther Arabaolaza, ha asegurado que la defensa sólo puede basarse en "negar los hechos y pensar que ha sido una conspiración judeomasónica de la Policía y de todo el mundo".

Otro de los letrados de la acusación, Javier García, ha agregado que la culpabilidad del acusado quedó clara tanto por su confesión como por los detalles que aportó en la reconstrucción. "Sólo la persona que mató a Denise lo podía saber. Nadie más", ha agregado.

El jurado ha quedado constituido a primera hora de la tarde y estará formado por nueva personas, ocho mujeres y un hombre, y dos suplentes (dos mujeres).

Miguel Ángel Muñoz Blas fue detenido el 14 de septiembre de 2015 en Grandas de Salime (Asturias) y ese mismo día condujo a la Policía hasta un paraje situado entre las localidades leonesas de Santa Catalina de Somoza y San Martín de Agostedo, donde señaló el lugar donde había escondido el cadáver de la peregrina.

El detenido era el principal sospechoso desde la desaparición de la peregrina estadounidense, de 41 años, ocurrida el 5 de abril de 2015, cuando hacía el Camino de Santiago.

Según las calificaciones de la Fiscalía, la muerte violenta de Denise se produjo el mismo día de su desaparición después de que se desviase del Camino para visitar Castrillo de los Polvazares.