Claves para evitar los ahogamientos

(Archivo)

sociedad

| 09.06.2014 - 09:49 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI) ha difundido una serie de consejos entre los bañistas para evitar que se produzcan "sustos innecesarios o incluso fallecimientos" durante el baño debido a la falta de prevenciones necesarias.

En este sentido, la asociación ha destacado no solamente la necesidad de respetar las normas de seguridad de cada zona de baño y de nadar únicamente en zonas vigiladas por socorristas (además de atender a las indicaciones de estos) sino también la importancia de que padres y responsables de niños mantengan "la vigilancia atenta" durante todo el tiempo sobre los menores.

"Los ahogamientos se producen de forma rápida y silenciosa", ha recordado FUCI, que ha indicado que estos accidentes constituyen la segunda causa de mortalidad infantil en España.

En el caso de los niños, ha indicado también que estos "deben avisar" a padres o cuidadores cada vez que vayan a meterse en el agua y que es necesario que utilicen chaleco salvavidas, flotador, burbuja o manguitos si no saben nadar, incluso en aguas poco profundas. "Un bebé puede ahogarse en una piscina que cubre solo 30 centímetros", ha asegurado la organización.

A este respecto, ha indicado también que, en el caso de las piscinas privadas, la mejor de las medidas de precaución es instalar una valla alrededor del perímetro de la piscina que mida, como mínimo, 1,2 metros de altura.

También ha recomendado que no se permita a los niños jugar cerca de los bordillos de las piscinas y que se respete el horario de digestión antes de entrar en el agua, así como apuntarles a cursos de natación impartidos por personal cualificado.

MEDIDAS PARA ADULTOS

Con respecto a los demás bañistas, la federación de consumidores ha recordado que "es una inconsciencia" bañarse de noche o después de haber ingerido alcohol, no solamente porque merma la capacidad de reacción del bañista sino "porque si ocurriera algo nadie podría verle".

También ha prevenido contra la imprudencia a la hora de saltar al agua en aguas desconocidas o si están turbias "donde puedan no ser visibles otros nadadores y objetos". "En caso de querer zambullirse en el agua, hay que introducirse primero lentamente de pie varias veces y comprobar que la profundidad sea de, al menos, 1,5 metros", ha indicado.

Por otra parte, con el comienzo de la época de altas temperaturas, el colectivo ha advertido también del riesgo de quemaduras por el sol, de deshidratación o de sufrir un golpe de calor, especialmente en el caso de niños y personas mayores.

Con el fin de evitarlo, ha recordado la importancia de beber agua o líquidos frecuentemente --"incluso si no se siente sed e independientemente de la actividad física que se realice"-- y de usar crema solar así como gorra o sombrero.

También ha prevenido contra el consumo excesivo de bebidas que contengan cafeína o grandes cantidades de azúcar debido a que "hacen perder más líquido corporal" y ha abogado por comidas ligeras y que "ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor, como fruta, ensaladas, verduras o zumos.