La Reina apuesta por convertir los colegios en "grandes prescriptores de salud"

Claves contra el cáncer

sociedad

| 02.02.2017 - 15:47 h
REDACCIÓN

La mitad de los tumores se podrían evitar con hábitos de vida saludable, que son más eficaces si se inician desde la infancia, de ahí que sanitarios, profesores, padres y alumnos quieran llevar esa prevención a los colegios y convertirlos, como dicho la reina Letizia, en "grandes prescriptores de salud".

Es la idea por la que ha abogado la reina al inaugurar la VI edición del Foro Contra el Cáncer, al que también han asistido la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat, y el secretario de Estado de Educación, Marcial Marín.

Durante su intervención en este foro organizado por la Asociación Española Contra el Cáncer (Aecc), doña Letizia ha admitido que "se están haciendo muchos esfuerzos" en prevención, pero ha advertido también de que "se puede todavía mejorar muchísimo más" y poner la atención en los centros de enseñanza para que desarrollen una "acción preventiva eficaz".

"Y no me refiero a lo que todos sabemos; lo que debemos de comer y lo que no, evitar la alimentación procesada, comer alimentos reales, evitar el tabaco y el alcohol", ha comentado la reina, quien considera también necesario que las personas se conozcan a sí mismas y tomen conciencia de lo que son y piensan para mejorar su calidad de vida y evitar patologías.

El responsable de Educación ha dicho que toma nota de la sugerencia de la reina y ha reconocido que "no estamos haciendo lo suficiente" para que los centros educativos jueguen un papel clave en la prevención. Precisamente, en vísperas del Día Mundial del Cáncer, se ha dado a conocer el primer estudio de la Aecc en el que se analiza cómo se está actuando en relación a la prevención y a hábitos de vida saludable en los colegios e institutos.

Más de la mitad de los centros educativos de Primaria y Secundaria reconocen que dedican apenas una hora al mes a la Educación para la Salud (EPS), a pesar de que los hábitos de vida saludables podrían prevenir, según la Aecc, más del 40% de los tumores.

El 97% de los docentes creen que EPS debe ser una "materia prioritaria", darse en horario lectivo (88%), que sea conducida por expertos externos (78%), impartida dentro de los centros (84,4 %) y con la implicación de los padres (74%).

Para abordar este asunto y mejorar la coordinación entre los centros educativos, comunidades autónomas y administración central, Marcial Marín ha incidido en la oportunidad de hacerlo en el marco del Pacto de Estado que se persigue y a través del Plan de Salud Escolar y Vida Saludable que el Ministerio propondrá en la próxima reunión sectorial.

La ministra de Sanidad ha asegurado que España presenta una de las tasas de mortalidad más baja de la UE por cáncer y especialmente en el de mama, pero ha insistido en que "tenemos que trabajar juntos" toda la sociedad y hablar cada vez más de "esperanza y de superación de vida".

Para conseguir los buenos hábitos necesarios para frenar el cáncer, la ministra ha invitado a los jóvenes presentes en el foro a participar en la redacción de la nueva ley para frenar el consumo de alcohol en los menores.

Ocho de cada diez escolares ha consumido alcohol alguna vez, uno de cada tres lo ha hecho en forma de atracón y dos de cada diez se ha emborrachado en el último mes, según el presidente de la Aecc, Ignacio Muñoz, quien ha llamado la atención también sobre el tabaquismo en los menores.

El 31,4% de los chicos entre 12 a 16 años ha fumado alguna vez en el último año y casi el 9% lo hace a diario, pero además en cuanto a la alimentación, cuatro de cada diez niños entre seis y nueve años tienen sobrepeso.

"Tenemos la oportunidad de cambiar esta situación y una responsabilidad para con nuestros jóvenes", ha dicho Muñoz, quien ha incidido en que alrededor del 50% de los tumores se podrían evitar con hábitos de vida saludable, modificando favores de riesgo como tabaco, alcohol, sedentarismo y obesidad.

En el foro, se han expuesto iniciativas de buenas prácticas, como la de los "barrios saludables" del Ayuntamiento de Madrid, que intenta promover cambios urbanísticos para mejorar la esperanza de vida de los ciudadanos, y la red de escuelas promotoras de la salud de Aragón.