Cinco muertos en otros tantos accidentes de tráfico desde inicio del puente

Día Europeo sin víctimas en accidentes de tráfico

sociedad

| 05.12.2016 - 09:08 h
REDACCIÓN

Cinco personas han perdido la vida en accidentes de tráfico en las carreteras españolas desde que a las 15.00 horas del pasado viernes comenzara la operación especial de la Dirección General de Tráfico (DGT) por el puente de la Constitución y la Inmaculada hasta las 24.00 horas de este domingo.

Fuentes de la DGT señalaron este lunes a Servimedia que en ese periodo se produjeron cinco accidentes mortales, en los que murieron cinco personas y otras seis resultaron heridas. Entre los fallecidos hay un motorista y un peatón.

El pasado viernes hubo un accidente mortal a las 18.40 horas en Bunyola (Mallorca), con un fallecido y tres heridos por un atropello en la MA-11.

El sábado no hubo siniestros mortales.

El domingo se registraron cuatro accidentes mortales: a las 6.45 horas Berlanga (Badajoz), con un muerto por una colisión frontal entre un camión y un turismo en la N-432; a las 15.52 en Teguise (Las Palmas), con un fallecido por salida de vía y caída de una moto en una vía de esa localidad; a las 21.05 en Pinos Puente (Granada), con un fallecido y tres heridos por una colisión frontal entre dos coches en la N-432, y a las 21.30 en Punta Umbría (Huelva), con una víctima mortal por la salida de vía de un automóvil en la A-5050.

11,5 MILLONES DE VIAJES

Tráfico prevé que se produzcan 11,5 millones de desplazamientos en las carreteras entre las 15.00 horas del pasado viernes y las 24.00 del próximo domingo, lo que supone el mayor número de viajes en un puente de la Constitución y la Inmaculada desde 2003, cuando auguró 12 millones de trayectos.

La DGT señala que, después de la operación salida del viernes y el sábado pasados, el tráfico volverá a incrementarse el miércoles 7 de diciembre, sobre todo entre las 15 y 22 horas, periodo en el que está previsto las mayores dificultades circulatorias al comenzar la segunda fase de esta operación. El jueves por la mañana también se esperan complicaciones en las salidas de las ciudades.

Tráfico facilitará los desplazamientos y velará por la seguridad de los conductores con carriles adicionales en las carreteras con más tráfico; restricciones a la circulación de vehículos de mercancías peligrosas y transportes especiales, al igual que la de los camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 kilos en determinadas carreteras de especial intensidad; paralización de las obras en las carreteras y limitación de la celebración de pruebas deportivas y otros eventos que supongan la ocupación de la calzada; más vigilancia a pie de tierra y desde el aire del comportamiento de los conductores, y más controles de alcohol y drogas a cualquier hora del día.

Para ello, habrá alrededor de 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil; más de 800 funcionarios y personal técnico especializado que atienden labores de supervisión, regulación e información en los distintos centros de Gestión del Tráfico, y más de 13.000 empleados de las empresas de conservación y explotación y de las vías en régimen de concesión dependientes de Ministerio de Fomento y del resto de los titulares de carreteras y personal de los servicios de emergencia, tanto sanitarios como bomberos.

La DGT cuenta con 1.628 cámaras de televisión, 2.409 estaciones de toma de datos, 2.251 paneles de mensaje variable y 12 helicópteros que actúan en misiones de vigilancia desde sus bases de Madrid, Valencia, Málaga, Sevilla, Zaragoza, Valladolid y A Coruña.

Tráfico recomienda a los conductores que se informen del estado de circulación de las carreteras y de las condiciones meteorológicas, tener cadenas o neumáticos de invierno para viajes por zonas montañosas, "llevar las luces encendidas durante todo el día debido a la época del año en la que nos encontramos", circular a una velocidad "adecuada a las circunstancias y a la vía", descansar cada dos horas, mantener la distancia de seguridad con el vehículo precedente, ir por el carril derecho en autopistas y autovías, no beber alcohol o tomar drogas y tener puesto el cinturón de seguridad o, en su caso, el sistema de retención infantil.