Cinco detenidos por pornografía, uno obsesionado con abusos de padres a hijos

Pornografía infantil

sociedad

| 23.01.2018 - 13:57 h

EFE

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas por compartir pornografía infantil a través de Twitter, entre ellos dos reincidentes y otro hombre, arrestado en Alicante, obsesionado con obtener vídeos de padres abusando de sus hijos y al que se incautaron en su casa cientos de archivos pedófilos.

Además de los cinco detenidos han sido imputadas otras cuatro personas, una de ellas un menor que distribuía material pornográfico de sí mismo previa coacción de otro pedófilo.

La investigación se inició gracias a una información de la red social en la que alertaba a la Policía de la distribución en España de pornografía a través de su soporte.

Tras identificar a las personas que figuraban detrás de los perfiles empleados para compartir el material pornográfico de menores, la Policía detuvo en distintas provincias a cinco personas.

El primero fue detenido en Alicante, donde se arrestó a un hombre obsesionado con colgar en estas cuentas vídeos de padres abusando de sus hijos menores. En el registro de su vivienda, los agentes se incautaron de cientos de archivos en los que, incluso, aparecían bebés de meses.

Por distribución fue arrestada en la Comunidad de Madrid otra persona y su expareja ha sido imputada por conocer sus actividades y no denunciarlas, en tanto que en Sevilla fue detenido otro joven e investigada su madre por encubrirle ya que intentó formatear el ordenador para eliminar los archivos.

Los dos varones con antecedentes por hechos similares fueron detenidos en la provincia de Salamanca y en la Comunidad Valenciana.

Tomaban grandes precauciones para evitar ser captados. De hecho, uno de ellos guardaba los archivos en servidores de terceros países y usaba cuentas de correo de países del área de la antigua Unión Soviética.

Además de los cinco detenidos, las dos mujeres y el menor investigados también está imputada una persona en Málaga que empleaba redes ocultas para navegar por internet y almacenaba los archivos en una memoria extraíble que escondía en un lugar de su dormitorio de difícil acceso.

Todos los archivos eran de chicas en el límite con la mayoría de edad por lo que los investigadores están tratando de averiguar su identidad.