Cientos de personas recuerdan a Sonia Iglesias en el quinto aniversario de su desaparición

Concentración (Archivo)

sociedad

| 19.08.2015 - Actualizado: 15:44 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Cientos de personas han recordado este martes en Pontevedra a Sonia Iglesias, cuando se cumplen cinco años de su desaparición. La manifestación, con participación de vecinos y familiares, ha partido poco antes de las 21.30 horas desde la Plaza de la Herrería y ha recorrido las principales calles del centro de la ciudad.Al inicio de la movilización se ha desplegado la pancarta con el mismo lema y la misma foto de las anteriores manifestaciones, 'Todos somos Sonia', portada por sus padres y otros familiares. A este acto se sumaron también los vecinos del barrio donde residía Sonia Iglesias, con otra pancarta en la que se podía leer 'Tus vecinos de Campo da Torre te esperamos'.

La hermana de la desaparecida, Mari Carmen Iglesias, leyó antes de iniciar la marcha, con voz entrecortada, un comunicado, mientras sus padres, especialmente su madre, contenía las lágrimas. El público le dedicó una cerrada ovación al finalizar la intervención, a la que siguió la reproducción de una canción interpretada por el músico pontevedrés Alvite y titulada 'Sonia, te espero'.

RABIA E IMPOTENCIA

Durante la lectura del comunicado de la familia, Mari Carmen Iglesias ha afirmado que, al cumplirse cinco años de la desaparición de su hermana, sus allegados sienten "rabia y sobre todo impotencia", argumentando que siguen "sin conocer lo que ocurrió ese fatídico día" y que "lo único" que pueden hacer es seguir manifestándose y "luchando sin descanso para que algún día se conozcan los detalles" que han motivado su ausencia.

Mari Carmen Iglesias también ha lamentado que la Policía "no ha podido -o no ha sabido- demostrar" la supuesta implicación de la expareja de su hermana, Julio Araújo, que fue desimputado. Aunque sin nombrarle directamente, Mari Carmen Iglesias ha vuelto a incidir en la teoría de la familia, basada en que "ese alguien" que "hace desaparecer" a una persona "se encuentra en su entorno más cercano".

Por ello, Mari Carmen Iglesias ha calificado de "durísimo" que a pesar de "los medios que se poseen" actualmente, en cuanto a la labor de jueces, fiscales, abogados y policías, su familia es "consciente" de la posibilidad de que "un presunto delincuente se salga con la suya y sin tener que rendir cuentas ante la ley por un delito cometido".

Así, ha descrito el estado anímico de los Iglesias Eirín con palabras como "frustración, dolor, incredulidad y desamparo", además de advertir que el archivo provisional del caso por falta de pruebas que fue decretado por el Juzgado de Violencia contra la Mujer de Pontevedra, supone "el olvido" de la causa.

Con todo, Mari Carmen Iglesias ha concluido que "las pocas esperanzas" que alberga la familia residen en que "algún día" lleguen a "saber algo más" sobre las circunstancias que rodearon la desaparición de su hermana "y que el culpable o culpables paguen, aunque sea tarde, por arrebatarle la vida", perjudicando "la niñez" de su sobrino -que tenía 9 años cuando su madre desapareció- y rompiendo "en mil pedazos la vida y el corazón" de los familiares y amigos de Sonia.