Cientos de personas reciben a detenidos del Dákar al llegar liberados de Francia

sociedad

| 30.03.2014 - Actualizado: 15:36 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Xavi Mora y Jordi Bañeres, los dos catalanes detenidos por presunto narcotráfico cuando regresaban del rally Dakar, han sido recibidos como héroes a última hora de hoy por centenares de vecinos de sus localidades de residencia, Canet de Mar y Sant Andreu de Llavaneres, en Barcelona.

Entre baños de cava, gritos de "ya están aquí", aplausos y pancartas dándoles la bienvenida, los vecinos han acogido a Mora y Bañeres, que se han mostrado especialmente emocionados y han agradecido su apoyo a todos los presentes en las concentraciones, que han inundado las plazas y calles de Llavaneres, en el último acto.

Mora y Bañeres, que han llegado este mediodía al aeropuerto de El Prat (Barcelona), han permanecido en la prisión de la localidad francesa de Lille desde su detención el pasado 22 de febrero, después de que se encontrara un alijo de cocaína oculto en las ruedas de un camión de su equipo, que había participado en el Dakar y que llegó a Francia tras embarcar en Valparaíso (Chile).

Ya en Cataluña y tras ser liberados sin fianza, ambos deportistas han encendido de forma simbólica la moto de Xavi Mora, la que ha marcado los actos en cada concentración de apoyo desde que fueron detenidos.

Para Mora, el momento más duro fue el de la detención. "Era algo increíble, pensábamos que nos estaban atracando. Incluso el hecho de que nos esposaran fue un alivio porque pensamos que era la policía...pero era un error, solo fue el principio...". "De aquí a comisaría, luego al juez, y luego a prisión", ha lamentado.

Finalmente, cuando pudieron contactar con sus familiares se fueron tranquilizando. "Estábamos a la espera de la resolución judicial, y ha llegado pronto... estamos muy agradecidos".

"Estamos muy felices, cansados, pero muy felices porque ahora estamos en casa, pero los primeros días fueron muy duros porque no sabíamos lo que nos estaba pasando y por qué nos estaba pasando. No teníamos la información de por qué nos detenían y eso fue muy duro", ha asegurado por su parte Bañeres.

Mora y Bañeres han indicado que hasta la semana pasada no pudieron hablar con sus familias.

"Estuvimos muchos días incomunicados y fue a través de nuestros abogados que supimos cómo estaban las familias y lo que estaba pasando en nuestro pueblos, y fue a partir de entonces cuando comenzamos a tener más moral, porque la incertidumbre de lo que estaba pasando fuera... fueron unas semanas que se nos hicieron eternas", han destacado.

Uno de los abogados que han asistido a la pareja de detenidos, Ètienne Batalle, ha reconocido a Efe que la decisión del juez de liberar a Mora y Bañeres ha tenido mucho que ver con el "movimiento de un grupo que les ha apoyado, algo que es muy raro".

No obstante, el letrado ha comentado que el caso no está cerrado, y que la acción de los dos pilotos se encuentra todavía bajo investigación, por lo que el proceso puede durar más de un año.

Mora y Bañeres han salido en libertad después de 38 días encarcelados a la prisión francesa de Lille. La justicia los acusaba de ser los responsables del traslado de 1.400 quilos de cocaína, procedente de Sudamérica, escondida en uno de los camiones de asistencia que formaron parte de la expedición del equipo Epsilon al rally Dakar.

El 19 de febrero, un mes después de acabar la prueba, Mora y Bañeres fueron al puerto francés de Le Havre a recoger los vehículos con los que participaron que llegaban en barco desde Valparaíso (Chile).

Cuando pusieron camino hacia Cataluña -el equipo tiene la sede en La Roca del Vallès (Barcelona)- fueron interceptados por la Policía y detenidos por un presunto caso de narcotráfico.

Los camiones escondían casi tonelada y media de droga en los neumáticos que transportaba el camión de asistencia del Dakar. La operación también supuso la detención del director del equipo Epsilon, David Oliveras, encarcelado en Madrid y de dos personas de nacionalidad búlgara, como presuntos jefes de la trama.

Durante las últimas cinco semanas, los dos participantes del Dakar han recibido el apoyo de sus conciudadanos, en Sant Andreu de Llavaneres y Canet de Mar. Cada jueves, centenares de personas se reunían ante los ayuntamientos de los dos pueblos para reivindicar su inocencia.

Personalidades del mundo del motor y otras actividades como Nani Roma, Rosa Montero, Joan Pedrero, Xavier Sardà o Joel Joan se han sumado semanalmente a estas concentraciones.

Según la defensa de Mora y Bañeres, los dos catalanes fueron víctimas de un montaje y los dos desconocían qué transportaba el camión después de un mes de haber perdido el contacto con el vehículo, una tesis que familiares y amigos han defendido desde el primer día de su encarcelamiento.