Científicos consiguen que las prótesis puedan transmitir la sensación de tacto

La investigación fue publicada en la revista científica Science Translational Medicine

sociedad

| 30.10.2016 - 13:03 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

Científicos de la Universidad de Case Western Reserve y la Universidad de Chicago han conseguido crear prótesis que transmiten al amputado la sensación de tacto necesaria para determinar la presión que deben aplicar.

La investigación fue publicada en la revista científica Science Translational Medicine, tras experimentar la utilidad de la invención con dos pacientes con manos amputadas.

Los científicos e ingenieros que trabajaron en esta investigación recrearon con impulsos eléctricos el modo en que el sistema nervioso interpreta la percepción táctil, especialmente a la hora de determinar el nivel de presión que se aplica.

"La capacidad de determinar cuánta presión se aplica es clave para la manipulación compleja de objetos y para interacciones humanas", explicó en un comunicado Dustin Tyler, ingeniero biomédico y profesor de la Universidad Case Western Reserve, de la ciudad de Cleveland (Ohio).

La estimulación eléctrica da a los sujetos que experimentaron con esta tecnología la sensibilidad necesaria para saber cuánta presión aplicar a su prótesis, algo que les permitió interacciones con familiares y seres queridos más fluida.

El sistema consta de un sensor de presión en la prótesis, un estimulador portátil que envía la señales eléctricas a electrodos conectados a nervios dentro del brazo del amputado, lo que permite al cerebro discernir el nivel de presión aplicada.

El experimento se condujo con dos personas que sufrían amputación de la mano y se determinó que ambos pueden ahora discernir hasta 20 niveles diferentes de presión.

No obstante, el mayor avance que los amputados destacaron fue la posibilidad de realizar apretones de manos, caricias o manejar objetos con la confianza que no se aplica demasiada presión.