Cien mil denuncias y 431 detenidos por infracciones contra el medio ambiente

El maltrato y abandono de animales domésticos es una de las infracciones más habituales

sociedad

| 29.03.2014 - 15:48 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil detuvo el pasado año a 431 personas e imputó a 1.528 por delitos relacionados con el medio ambiente y cursó 102.629 denuncias, la mayoría de ellas por infracciones en materia de residuos.

Son datos facilitados por el instituto armado, que, según ha dicho el capitán del Seprona Salvador Ortega, son muy similares a los del año anterior, aunque en el último lustro la tendencia es al alza gracias a la mayor cobertura de este grupo de la Guardia Civil y al incremento de sus efectivos.

Del total de denuncias, la mayoría (100.628) lo fueron por infracciones administrativas y el resto (1.991 por delitos).

Aunque los delitos apenas representan el 2 por ciento del total de las infracciones, su peso específico es mayor, al tratarse de investigaciones más complejas y delicadas, tal y como subraya el capitán.

Las actividades que mayor número de incumplimientos generaron, con un total de 49.461, fueron la relacionadas con la fauna, tanto doméstica como silvestre, y con especies amenazadas.

El maltrato y abandono de animales domésticos es una de las infracciones más habituales. Según Ortega, la conciencia social ha redundado en un incremento de las denuncias.

Son muchos los ciudadanos que a través del correo electrónico y a veces de forma anónima acuden a la Guardia Civil para denunciar esos casos. Tanto es así que el Seprona resalta lo productiva que ha resultado la colaboración ciudadana en 2013, ya que ha dado lugar a más de 1.000 actuaciones.

Entre las operaciones más importantes relacionadas con animales destaca la que finalizó con 14 detenidos y 29 imputados por el robo de galgos de competición y el amaño en la concesión de premios y apuestas de las carreras.

Otra de las actuaciones dio lugar a la intervención de 146 cachorros de perro procedentes de la república eslovaca que estaban siendo introducidos en España de forma irregular.

El capitán explica que también se han realizado actuaciones en materia de caza furtiva, una actividad ya no "tan boyante" y las llevadas a cabo dentro del programa de control de especies de pesca, con 779 intervenciones y la incautación de casi 170.000 kilos de los conocidos como "pezqueñines".

Ortega subraya el control de la pesca del atún rojo, una especie amenazada en el Mediterráneo, de alto valor y muy apreciada sobre todo en Japón.

Para el control de esta captura ilegal El Seprona inspeccionó el pasado año 280 buques y 73 establecimientos, fundamentalmente lonjas, donde intervino casi cinco toneladas de atunes, a la vez que levantó 46 actas por infracciones.

Se trata de un negocio lucrativo que algunos particulares, amparados en licencias de pesca deportiva, practican para vender el atún a los restaurantes de lujo, aunque también se lucran de este delito los pescadores profesionales con la tradicional técnica de la almadraba.

La Guardia Civil ha detectado también una disminución del uso ilegal de veneno en el campo y de cebos, si bien llevó a cabo 88 actuaciones de las que se localizaron 260 cebos envenenados y 151 animales muertos. Además se detuvo o imputó a seis personas por una actividad que afectó más al milano real y al buitre leonado, con 30 y 13 ejemplares hallados muertos, respectivamente.

ESPECIES AMENAZADAS

En aplicación del convenio sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES), los agentes del instituto armado realizaron 392 intervenciones y recuperaron entre otras 480 aves y 355 reptiles.

Por su parte, la gestión inadecuada de residuos dio lugar a 20.102 actuaciones, tanto penales como administrativas.

El Seprona también realiza una labor de protección del patrimonio histórico, especialmente en los yacimientos arqueológicos al aire libre. Por el expolio en estas áreas, la Guardia Civil detuvo el pasado año a 6 personas e imputó a 33.

Entre las operaciones más importantes en esta última materia destaca la denominada HELMET, que dio lugar a la detención de dos personas por expoliar más de 6.000 piezas arqueológicas del periodo celtíbero procedentes de yacimientos de Aragón y zonas limítrofes.