Chamanes y videntes acuden a Madrid para sanar espíritus y sosegar emociones

Estos jóvenes madrileños están especializados en magia de cerca (Archivo)

sociedad

| 03.10.2014 - 20:19 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Como a un oasis en medio del ajetreo de Madrid, más de un millar de personas ha acudido ya en Madrid al 34 Foro de Ciencias Ocultas y Espirituales, abierto hasta el domingo a quienes buscan la sanación del espíritu, el control de las emociones o la liberación de malos pensamientos mediante los sonidos del gong.

"Hemos tenido una primera jornada con mucha afluencia de público y también hoy llegan al Foro muchos visitantes, gente que busca "orientación espiritual y el despertar de conciencias", ha explicado a Efe una de las organizadoras, María Nadal.

El Foro de Ciencias Ocultas y Espirituales, que se celebró por primera vez en 1989, reúne en Madrid hasta el día 5 a mediums, astrólogos, videntes, chamanes, maestros de yoga, médicos y músicos de procedencias diversas.

Nadal ha explicado que una de las novedades de última hora es la presencia de la chamana mexicana Liz Padmadevi, que hace "limpiezas y sanaciones", y que está a Madrid en sustitución de María Apaza, cultivadora de los ritos ancestrales del pueblo Quero, de los Andes, y que no pudo llegar a España porque no le han concedido el visado.

La organizadora del Foro ha dicho, sin embargo, que es posible que "doña María" pueda viajar en breve a Madrid, con sus prácticas de "limpieza energética", "baño de florecimiento", "lectura de la hoja de coca" o "bendiciones" de casas o negocios.

Los visitantes, dice la organizadora, acuden a la Feria, en el Palacio Neptuno del número 42 de la calle Cervantes, en busca de "orientación y ayuda", para atender las conferencias, para hablar con los lamas tibetanos o para hacerse una fotografía de su aura.

Nadal recuerda cómo hace más de dos décadas la gente acudía a este congreso, entonces novedoso, "sin saber bien lo que buscaba, con desconcierto y con cierto miedo a algo que durante años fue contemplado como malo y prohibido".

Sin embargo, hoy, dice, "después que los médicos, los sacerdotes o los filósofos hayan ido poniendo luz sobre estos temas antes mal vistos, la gente acude en busca de orientación y ayuda en la reflexión sobre sus preocupaciones".

Y para que los asistentes tengan la garantía de que obtendrán el mejor "conocimiento", el Foro invita a profesionales conocidos, pues, según María Nadal, "no sólo es importante el conocimiento, sino que el maestro lo sepa transmitir; no nos vale cualquiera".

Hasta el domingo, cuando unos monjes tibetanos del monasterio de Gaden Shartse "bendecirán" la arena de una mandala (dibujo budista) para repartirla entre los asistentes, el Foro tiene un nutrido programa de actividades vinculadas al ocultismo y la espiritualidad.

En la lista de actividades (www.artesadivinatorias.es) hay una conferencia en la que la astróloga María Jesús Palmer explica "la influencia decisiva de las fases lunares en el éxito o el fracaso de las decisiones" o en el éxito del trasplante de plantas o de un corte de pelo.

En la parte musical, hay una interpretación con cuencos tibetanos a cargo del profesor de yoga kundalini vikrampal Singh.

El sábado, las madrileñas Paloma Navarrete, Sol Blanco y Piedad Cavero, integrantes del Grupo Hepta, fundado en la década de los años 80 y dedicado a fenómenos paranormales, "abrirán las puertas de casas donde presenciaron testimonios de otra realidad".

El yogui y escritor Ramiro Calle pronunciará el domingo una conferencia en la que explicará cómo la observación personal permite a las personas "aprender a regular los pensamientos, las palabras y los actos".

Estas y muchas otras actividades, dice María Nadal, conforman la razón de ser del Foro, que -dice- procura responder a las que son el eje de las preocupaciones de la gente, "las emociones".

"Las emociones -asegura María Nadal- están presentes en la mayoría de las consultas del Foro; son lo que más afecta a las personas en todos los sentidos, y las que muchas veces se somatizan y acaban provocando enfermedades".