'Cazado' a 218 km/h por la R4

En el coche viajaba además un menor que no hacía uso correcto del sistema de retención infantil

La DGT incorpora dos nuevos radares Pegasus para controlar la velocidad

sociedad

| 06.08.2015 - 09:37 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha interceptado a un conductor que circulaba a 218 kilómetros por hora en la R-4 a la altura del municipio toledano de Seseña. Además, en la parte posterior del vehículo viajaba un menor que no hacía uso correcto del sistema de retención infantil obligatorio, según informa la Guardia Civil.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil detectaron la infracción a las 10.30 de la mañana de ayer, miércoles, mientras realizaban servicios de vigilancia en esa carretera en un helicóptero de la Dirección General de Tráfico.

El helicóptero estaba dotado con el sistema de detección de velocidad cinemómetro Pegasus y fue capaz de detectar la velocidad del vehículo, un Porche Panamera con matrícula francesa, a la altura del kilómetro 31, sentido Toledo. Desde la Guardia Civil se solicitó apoyo a Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Toledo para lograr interceptar al conductor del vehículo y notificarle las infracciones.

LA DGT INCORPORA DOS NUEVOS RADARES PAGASUS

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha incorporado dos nuevos radares Pegasus a los seis ya existentes, con el objetivo de controlar la velocidad en las carreteras, especialmente en vías secundarias. Con motivo de los numerosos desplazamientos de verano la DGT ha incluido estos dos nuevos radares en helicópteros para completar la posibilidad de vigilancia sobre la totalidad de carreteras, según informa Tráfico.

De esta forma, los 7 centros de gestión del tráfico de los que dispone la DGT en A Coruña, Madrid, Málaga, Sevilla, Valencia, Valladolid y Zaragoza, podrán realizar controles sobrevolando las carreteras. Tráfico realizará controles especialmente en las vías convencionales ya que son las más peligrosas y donde se produce el mayor número de accidentes y fallecidos.

Los helicópteros están dotados de un mecanismo y un software incluido en la cámara de vigilancia, de modo que además de la velocidad del vehículo se pueden detectar otras infracciones como mantenimiento de la distancia de seguridad. Desde el aire también se puede detectar las distracciones, el uso manual del teléfono móvil, el uso de elementos de seguridad como el cinturón o el casco y maniobras peligrosas o antirreglamentarias.