Casi 29.000 estudiantes se enfrentan a Selectividad en Madrid

En un año marcado por la subida de las tasas universitarias y los encierros en la UCM por el pago de matrículas

(Archivo)

sociedad

| 02.06.2013 - 21:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Casi 29.000 estudiantes de la Comunidad de Madrid se presentarán esta semana, los días 4, 5 y 6 (el 7 de junio se realizarán los exámenes de materias coincidentes) a la prueba de acceso a la Universidad en las seis universidades públicas de la región, cifra inferior a la del año pasado, cuando se presentaron alrededor de 29.600 alumnos, según datos suministrados por los centros universitarios a Europa Press.

Este año, la prueba se hace en el contexto de protestas y encierros de estudiantes en el Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) para exigir al rector, José Carrillo, que se prorrogue hasta septiembre el pago de las matrículas, ya que hay alumnos que no pueden abonarlas al haberse incrementado las tasas universitarias.

En estas protestas, los universitarios alertan de que si no se prorroga el plazo para abonar las matrículas muchos de ellos tendrán que dejar de estudiar, por lo que también piden la creación de un fondo de becas de "emergencia estudiantil".

Los estudiantes, que realizaron la preinscipción para las pruebas de acceso a la universidad los días 22 y 23 de mayo, optarán a las cerca de 47.000 plazas que se ofrecerán en la Comunidad de Madrid en el curso 2013-2014. Estas plazas se ofertan también para estudiantes de otras regiones, titulados y alumnos procedentes de FP.

Así, la Universidad Complutense es la que más alumnos acoge, con más de 10.000; en la Autónoma se examinarán 8.099 estudiantes; en la Carlos III de Madrid, unos 3.500; en la Universidad de Alcalá de Henares, un total de 3.581 (De ellos, 959 lo harán en Guadalajara); en la Rey Juan Carlos, un total de 2.536; y en la Politécnica, 1.221.

LA PRUEBA

El anonimato de estudiantes y centros durante el proceso de corrección de los ejercicios se garantiza mediante la utilización de etiquetas de código de barras, que permiten el tratamiento informático de las calificaciones. Este sistema es común para las seis universidades públicas del distrito único de Madrid.

La prueba se divide en dos fases, la 'general' y la 'específica'. En la primera de ellas es obligatoria y consta de cuatro ejercicios (materias comunes de segundo de Bachillerato): Lengua castellana y Literatura, Filosofía o Historia de España, Lengua extranjera y una materia de modalidad vinculada a alguna de las ramas de conocimiento.

En cuanto a la fase 'específica', es voluntaria y permite al estudiante mejorar su nota de admisión a los estudios universitarios. Cada estudiante se podrá examinar en esta fase, de cualquiera de las materias de modalidad de segundo de bachillerato distintas a la materia elegida para la fase general.

Todos los ejercicios presentarán dos opciones diferentes entre las que el estudiante deberá elegir una. La duración de cada uno de los ejercicios será de una hora y media.

Cada una de las materias de las que se examine el estudiante en esta fase se calificará de 0 a 10 puntos, con dos cifras decimales. Se considerará superada la materia cuando se obtenga una calificación igual o superior a 5 puntos. La calificación de las materias de la fase 'específica' tendrá validez durante los dos cursos académicos siguientes a la superación de las mismas.

MATERIAS Y DIAS

Los exámenes comenzarán el martes a las 10 horas, con los ejercicios de la fase 'general': el comentario de un texto de Lengua castellana y Literatura; a las 12.15 horas tendrá lugar el ejercicio de Historia de España o Filosofía; y a las 16.15 horas será el turno del examen de Lengua extranjera. Las pruebas terminarán sobre las 18 horas.

El miércoles acogerá las siguientes pruebas: a las 10 horas, serán las materias de Diseño, Geografía y Matemáticas II; a las 12.15 horas, Física, Literatura universal y Técnicas de expresión gráfico-plástica; y a las 16.15 horas será el turno de los exámenes de Ciencias de la tierra y medioambientales, Dibujo artístico II, Electrotecnia y Latín II.

El último día, el jueves, a las 10 horas, será el turno de Economía de la empresa, Historia de la música y de la danza y Química; a las 12.15 horas, Análisis musical II, Biología, Historia del arte y Tecnología industrial II; y a las 16.15 horas, Dibujo técnico II, Griego II, Lenguaje y práctica musical y Matemáticas aplicadas a las Ciencias Sociales II. El día 7 de junio se realizarán los exámenes de materias coincidentes.

Los resultados de los exámenes se darán a conocer el día 21 de junio, y el período de reclamaciones estará abierto los días 24, 25 y 26 de junio a través de dos procedimientos: la doble corrección (presencialmente), que puede subir o bajar la nota, o la reclamación (por Internet), donde sólo de puede mantener o subir la puntuación.

EL OBJETIVO DE LA PRUEBA

La prueba de acceso tiene por finalidad valorar, con carácter objetivo, la madurez académica del estudiante, así como los conocimientos y capacidades adquiridos en el Bachillerato y su capacidad para seguir con éxito las enseñanzas universitarias oficiales de Grado.

Se considera que un estudiante ha superado la prueba de acceso, cuando haya obtenido una nota igual o mayor a 5 puntos como resultado de la media ponderada del 60 por ciento de la nota media de Bachillerato y el 40 por ciento de la calificación de la fase 'general', siempre que haya obtenido un mínimo de 4 puntos en la calificación de la fase 'general'.

Los criterios generales de evaluación son establecidos por la Comisión Organizadora. Por acuerdo de esta Comisión, en todos los ejercicios de la Prueba se ponderará específicamente la capacidad expresiva y la corrección idiomática de los estudiantes, y para ello se tendrá en cuenta: la propiedad del vocabulario, la corrección sintáctica, la corrección ortográfica (grafías y tildes), la puntuación apropiada y la adecuada presentación.

Por último, los exámenes son corregidos por profesores especialistas de cada materia, de forma anónima (el corrector no sabe a qué estudiante corrige, ni a qué centro), en un plazo máximo de cinco días. La asignación de los ejercicios, que no superará un máximo de 200 por corrector, se hace de forma centralizada desde el Vicerrectorado de Estudiantes.