Carolina del Norte modera la ley que impedía elegir baño a los transexuales

El Gobierno de Trump anula la norma de Barack Obama (Thomas Faull (Getty Images))

sociedad

| 30.03.2017 - 22:46 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Congreso de Carolina del Norte (sureste de Estados Unidos) tomó hoy medidas para moderar la polémica ley que obliga a los transexuales a usar los baños públicos que se corresponden con el sexo de su partida de nacimiento, en lugar del género con el que se identifican.

Las dos Cámaras del Congreso de Carolina del Norte, dominadas por los republicanos, aprobaron una ley destinada a sustituir la llamada "ley de baños", que entró en vigor en marzo de 2016 e hizo que suspendieran sus planes de expansión en el estado empresas, como PayPal y Deutsche Bank.

Ahora, le corresponde al gobernador de Carolina del Norte, el demócrata Roy Cooper, firmar la ley para su entrada en vigor.

La nueva legislación aprobada para sustituir la "ley de baños", no recoge grandes cambios, pues no permite elegir a los transexuales elegir los baños o vestuarios públicos de su preferencia y delega en las autoridades municipales del estado la regulación sobre el uso de estas instalaciones.

Además, la ley impide a cualquier localidad de Carolina del Norte la aprobación hasta 2020 de cualquier política antidiscriminatoria relativa a la comunidad de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales (LGTB) y también a otras comunidades, como las minorías hispana y afroamericana.

Estos términos han despertado la indignación de grupos defensores de los derechos de la comunidad LGTB y de defensa de los derechos civiles como la Unión para las Libertades Civiles en América (ACLU).

En un comunicado, ACLU consideró que la nueva regulación "deja en pie las partes más dañinas de la ley" y pidió una anulación total de la polémica legislación.

"Exigimos una derogación completa de la ley, que incluya protecciones integrales contra la discriminación", dijo hoy Simone Bell, el director para el sureste del país de la organización Lambda Legal, implicada con ACLU en el combate de la ley en diferentes cortes del país.

Las organizaciones de la derecha cristiana, por su parte, tampoco están satisfechas con la nueva legislación.

De hecho, en un comunicado, el presidente del grupo ultraconservador Family Research Council, Tony Perkins, consideró que la nueva legislación es una derrota y muestra cómo los legisladores "están dispuestos" a rendirse ante la presión de los grupos defensores de los transexuales.

La suspensión de ley se ha logrado gracias a un acuerdo alcanzado anoche entre los líderes republicanos del Congreso de Carolina del Norte y su gobernador demócrata, que tomó posesión el pasado enero.

El tema del acceso de los transexuales a los baños de su preferencia generó una gran polémica en Estados Unidos en el último año y llevó al expresidente Barack Obama a proclamar una norma que obligaba a las escuelas a permitir a sus alumnos elegir baño y amenazaba con arrebatarles fondos federales si se negaban.

El pasado febrero, el presidente, Donald Trump, revocó esa norma proclamada por su antecesor y de gran valor simbólico para la comunidad transexual.