Cae una red que revendía billetes de avión comprados con tarjetas clonadas

sociedad

| 02.07.2012 - 12:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La Guardia Civil ha detenido a ocho personas en una operación que ha permitido desarticular una red acusada de clonar más de 300 tarjetas de crédito para comprar en Internet un millar de productos informáticos y billetes de avión para revenderlos, con lo que ganaron al menos un millón de euros.

Según ha informado hoy el instituto armado, en la operación se ha detenido al supuesto líder del grupo, un ciudadano nigeriano de 31 años que vivía junto a su esposa, también arrestada, en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona).

Una víctima de la red fue quien puso a la Guardia Civil sobre la pista en octubre de 2011, al denunciar que había recibido notificaciones de compras efectuadas en Internet con su tarjeta de crédito, pese a que no las había hecho y que no le habían robado la tarjeta ni la había perdido.

Tras meses de investigación, las fuerzas de seguridad identificaron a los integrantes de la red, la mayoría de origen nigeriano y vecinos de Santa Coloma de Gramenet.

El grupo clonaba supuestamente tarjetas de crédito para comprar productos informáticos y billetes de avión -muchos de ellos con destino a países africanos-, de tren y de autobús, a través de empresas que permiten la venta en línea, con el objetivo de revenderlas a un precio menor.

Al recibir la mercancía o el billete, se la entregaban al destinatario final a un precio inferior al de su valor real, por lo que tanto los miembros de la red como el comprador obtenían un beneficio económico.

Según la Guardia Civil, por el momento se ha podido comprobar que los miembros de la red clonaron unas 300 tarjetas, con las que llevaron a cabo como mínimo mil compras fraudulentas en Internet, lo que les ha reportado unas ganancias de un millón de euros, aunque esta cantidad se podría acabar duplicando cuando se analice toda la documentación intervenida.

La detención del cabecilla de la red se precipitó a mediados de junio, cuando éste regresó de Suecia, donde hace dos meses se había desplazado a vivir con una identidad falsa.

Además del cabecilla y de su mujer, también de nacionalidad nigeriana, los agentes también detuvieron a otras seis personas -cuatro hombres y dos mujeres- en Santa Coloma, Sabadell (Barcelona), Málaga y Santa Cruz de Tenerife.

Los detenidos están acusados de los delitos de pertenencia a grupo criminal, estafa, falsificación documental y receptación.

En los registros domiciliarios efectuados en los domicilios de los detenidos en Santa Coloma, los agentes intervinieron 5 televisores de gama alta, 14 teléfonos móviles de gama alta, 9 reproductores de DVD, 3 equipos de música y ordenadores portátiles, entre otros.

Además, también se han intervenido varios pasaportes y documentación falsa de distintos países europeos, que al parecer era utilizada por el jefe del grupo en sus desplazamientos.