Cae una banda que traía a mujeres de Albania para prostituirlas en Barcelona

Hya nueve detenidos, entre ellos dos españoles y siete albaneses

Las mujeres pagaban a la red de 20 a 50 euros diarios bajo la amenaza de recibir una paliza mortal

sociedad

| 01.06.2016 - 17:01 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

En Barcelona, los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana han desarticulado una organización criminal que traía desde Albania a Cataluña a mujeres a las que obligaba a prostituirse y que tenían que pagar a la red de 20 a 50 euros diarios bajo la amenaza de recibir una paliza mortal.

Las obligaban a trabajar todos los días de la semana y tenían que pagar por utilizar determinadas zonas en las calles. Todo ello bajo coacciones, amenazas e incluso lesiones. Nueve personas han sido detenidas.

La organización, formada por nueve hombres, entre ellos un menor de edad, dos de nacionalidad española y siete albaneses, trasladaba a las mujeres desde Albania hasta Barcelona para obligarlas a ejercer la prostitución en la calle.

La organización, que controlaba un mínimo de siete mujeres, recibía entre 20 y 50 euros diarios de cada una de ellas en concepto de seguridad, protección, por la asignación de una calle concreta donde prostituirse y para devolver el coste de su viaje desde Albania.

La investigación empezó en noviembre de 2015 con la denuncia de una mujer que ejercía la prostitución en la vía pública del distrito de Les Corts de Barcelona, y que no pertenecía a la red ahora desarticulada.

Los agentes de los Mossos d'Esquadra y de la Guardia Urbana hicieron cinco entradas y registros en la localidad de Barcelona y L'Hospitalet de Llobregat, donde encontraron 7.100 euros, 100 papelinas de cocaína, 50 gramos de cocaína en roca y una gran cantidad de recibos de envíos de dinero a Albania.

Después de declarar ante el juez, cuatro de los detenidos ingresaron en prisión, otros cuatro quedaron en libertad con cargos y el magistrado decretó contra otro de ellos una orden de prohibición de acercamiento a 500 metros de las calles de los alrededores del Camp Nou, donde obligaban a prostituirse a las víctimas.